Diferencia entre revisiones de «Alfonso Salmerón (Retrato)»

Ir a la navegación Ir a la búsqueda
sin resumen de edición
('''Página nueva''': {{encabezado con notas|Retratos de Españoles ilustres|Anónimo|<small> En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.</small>}} <center> ==P. ALFONSO SALM…)
 
<div class=Parrafo>No hubieran querido los Padres de este Concilio que Salmerón se les separase mas; pero la obediencia y su caridad extremada le volvieron á Nápoles, y le alejaron á Polonia, á Flándes y á Cerdeña. En todos estos países se había esparcido la falsa doctrina de Lutero: como un torrente impetuoso arrastraba las semillas del Evangelio, ó las hacia infecundas: era menester una fuerza irresistible para contener estos males: opúsola Salmerón con la vehemencia y energía de que estaba dotado; y consiguió quantas ventajas podia esperar en circunstancias menos expuestas.</div>
 
<div class=Parrafo>Concluida esta peregrinación evangélica volvió otra vez al Concilio, y fue recibido de nuevo con testimonios sinceros de respeto y estimación. Acostumbrado á combatir á los hereges, no descansó hasta que le faltaron las fuerzas. En este estado se retiró á Nápoles, en donde no pudiendo ya ni predicar, ni practicar otros exercicios que exigen robustez, se dedicó á confirmar con la pluma lo que había enseñado de viva voz. Así ocupado, é igualmente en el negocio de su alma, la rindió al Criador con aquella serenidad que es prerogativa de la virtud. Murió de sesenta y nueve años, y su muerte fue llorada en Nápoles con la ternura que la de un padre común. Dexó muchos escritos, entre los que merecen el aprecio de los sabios sus ''Sermones'', sus ''Prolegómenos'', y sus ''Comentarios á las Epístolas de S. Pablo, y á las Canónicas, á los Hechos Apostólicos, y á ñoslos diez primeros capítulos del Génesis''.</div>
 
 
18 264

ediciones

Menú de navegación