Diferencia entre revisiones de «Página:Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala Tomos I - II.pdf/323»

Ir a la navegación Ir a la búsqueda
(→‎No corregido: Página creada con « rodillas. Se asegura que muchas criaturas recuperaron milagrosamente la salud, por la imposición de sus manos. Llegósele por fin el término de sus trabajos y á recibir…»)
 
Estado de la páginaEstado de la página
-
No corregido
+
Corregido
Cuerpo de la página (para ser transcluido):Cuerpo de la página (para ser transcluido):
Línea 1: Línea 1:
rodillas. Se asegura que muchas criaturas recuperaron milagrosamente la salud, por la imposicion de sus manos. Llegósele por fin el término de sus trabajos y á recibir el premio de ellos, el dia 4 de Diciembre de 1652. Conmovióse toda la Ciudad, con la noticia de la muerte del ''Padre Santo'' (que asi lo llamaban), acudiendo todos á coger por reliquia la tierra de su choza, pues no había alhajas de su uso. Se le hizo un solemnísimo entierro, á que asistió la Real Audiencia, ambos Cabildos, el Clero y Religiones. Fué sepultado su cuerpo en la Iglesia Catedral, en la bóveda de los Alvarados, que franqueó Don Estévan de Alvarado, Canónigo de la misma Iglesia.


{{brecha}}No fué menos admirable la Santidad del extático varon ''D. Bernardino de Obregon y Ovando''. Nació este Santo Sacerdote el año de 1629, en la ciudad de Granada, de la Provincia de Nicaragua. Habiéndose avecindado en esta Capital, se retiró al pueblo de Santa Ana, donde se ocupaba en oir confesiones, consolar afligidos, dirigir almas en el camino de la perfeccion, y otros ejercicios de esta clase. Por los años de 1664 fundó Escuela de Cristo, en la hermita de la Vera-Cruz, á que asistían personas de todas clases. El de 76 solicitó se erigiese en Guatemala convento de Carmelitas Descalzas, y fué personalmente á Lima á traer á las Fundadoras. Últimamente, murió lleno de méritos y en grande opinion de santidad, el año de 1694.
rodillas. Se asegura que muchas criaturas recuperaron
milagrosamente la salud, por la imposición de sus manos. Llegósele por fin el término de sus trabajos y
á recibir el premio de ellos, el dia 4 de Diciembre de 1652. Conmovióse toda la Ciudad, con la noticia de la muerte del ''Padre Santo'' (que asi lo llamaban), acudiendo todos á coger por reliquia la tierra
de su choza, pues no había alhajas de su uso. Se le
hizo un solemnísimo entierro, á que asistió la Real
Audiencia, ambos Cabildos, el Clero y Religiones. Fué
sepultado su cuerpo en la Iglesia Catedral, en la bóveda de los Alvarados, que franqueó Don Estévan de Alvarado, Canónigo de la misma Iglesia.


{{brecha}}Merece ser contado entre los Clérigos ejemplares el Presbítero ''D. Jacinto de Medina Cueto'', natural de Guatemala, descendiente del conquistador Pedro Cueto. Fué este Sacerdote varon de esclarecida virtud, de grande humildad y modestia; y murió el año de 1685.
{{brecha}}No fué menos admirable la Santidad del extático
varon ''D. Bernardino de Obregon y Ovando''. Nació este
Santo Sacerdote el año de 1629, en la ciudad de Granada, de la Provincia de Nicaragua. Habiéndose avecindado en esta Capital, se retiró al pueblo de Santa
Ana, donde se ocupaba en oir confesiones, consolar
afligidos, dirigir almas en el camino de la perfección,
y otros ejercicios de esta clase. Por los años de 1664
fundó Escuela de Cristo, en la hermita de la Vera-Cruz, á que asistían personas de todas clases. El de
76 solicitó se erigiese en Guatemala convento de Car-
melitas Descalzas, y fué personalmente á Lima á traer
á las Fundadoras. Últimamente, murió lleno de méritos y en grande opinión de santidad, el año de 1694.


{{brecha}}Tambien es digno de memoria el ''P. D. Manuel de Morga''. Nació este Venerable Eclesiástico en Guatemala. Fué hombre de gran virtud y el asilo de todos los necesitados, por su mucha caridad y agradable trato para todos. Nombráronle Prioste de la Iglesia de Ntra. Señora del Cármen, á tiempo que esta se hallaba arruinada por los temblores del año de 1717. Mas no por esto se acobardó el P. Morga; sino que, confiado
{{brecha}}Merece ser contado entre los Clérigos ejemplares el
Presbítero ''D. Jacinto de Medina Cueto'', natural de Guatemala, descendiente del conquistador Pedro Cueto. Fué
este Sacerdote varon de esclarecida virtud, de grande
humildad y modestia; y murió el año de 1685.

{{brecha}}También es digno de memoria el ''P. D. Manuel de
Morga''. Nació este Venerable Eclesiástico en Guatemala.
Fué hombre de gran virtud y el asilo de todos los necesitados, por su mucha caridad y agradable trato para todos. Nombráronle Prioste de la Iglesia de Ntra.
Señora del Carmen, á tiempo que esta se hallaba arruinada por los temblores del año de 1717. Mas no
por esto se acobardó el P. Morga; sino que, confiado
4008

ediciones

Menú de navegación