Gaceta del Salvador/Tomo 1/Número 10

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Gaceta del Gobierno Supremo del Estado del Salvador en la República de Centro-América (1847)
Número 10

página 37

GACETA
DEL GOBIERNO SUPREMO DEL ESTADO
Del Salvador,
EN LA REPUBLICA DE CENTRO-AMERICA.

T. 1.º} {N. 10.º

SAN SALVADOR, MAYO 28 DE 1847.

Antiguedades del Salvador.
II.
[editar]

 Perdida por desgracia, poco tiempo despues de la muerte de su autor, una parte de la historia del famoso cronista D. Francisco Fuentes, carecemos de datos y noticias acerca de la espedicion que hizo Alvarado á traves de las provincias situadas á lo largo de la costa del Pacífico. Unicamente se sabe que anduvo cuatrocientas leguas, y de varios documentos se deduce que el 8 de Enero de 1625 ya estaba de regreso en ella el conquistador.

 El siguiente año de 26 partió éste para Trujillo, á felicitar á Hernan Cortez, que viniendo de Méjico por tierra (en cuya travesía dejó enfermo su caballo en el Peten), debia embarcarse en el citado puerto para España. Hizo Alvarado su viaje por la provincia de Cuscatlan, y de la Choluteca se revolvió, porque supo que Cortez se habia ya hecho á la vela.

 Sublevose, entre tanto, esta provincia; pero Alvarado la sujetó con la fuerza que lo habia acompañado hasta Choluteca, y la que allí se le unió, que habia traido consigo Cortez en su larga y penosa espedicion. Vuelto el conquistador á Guatemala, partió seguidamente para España, y por su ausencia quedó encargado del gobierno del antiguo reino, su hermano D. Jorje de Alvarado. Este creyó mantener sujeta la provincia de Cuscatlan, fundando en ella una villa de españoles; pues interesaba ya á estos la misma provincia que era una de las mas ricas de la gobernacion de esta parte del continente.

 Llegaron á Cuscatlan los españoles que mandó Jorje de Alvarado, (todos de primera nobleza dice Juarros) hácia fines de Marzo de 1523, y el 1º de Abril del mismo año establecieron y fundaron la villa de San Salvador, cuyo nombre tomó de la circunstancia de haberse ganado el 6 de Agosto de 1526, dia de la Transfiguracion del Señor, la última batalla que sujetó esta provincia á la corona de España. En el indicado dia se sacaba antiguamente, en conmemoracion de tal suceso, el pendon español y la espada del conquistador Alvarado con toda la pompa que en otros lugares de América.—Posteriormente la procesion de este aniversario se dejó para Pascua de Navidad, en atencion á que en Agosto llebue mucho en esta ciudad y á que los principales vecinos estan á la sazon en sus trabajos de campo.

 Perdida por desgracia, poco tiempo despues de la muerte de su autor, una parte de la historia del famoso cronista D. Francisco Fuentes, carecemos de datos y noticias acerca de la espedicion que hizo Alvarado á traves de las provincias situadas á lo largo de la costa del Pacífico. Unicamente se sabe que anduvo cuatrocientas leguas, y de varios documentos se deduce que el 8 de Enero de 1625 ya estaba de regreso en ella el conquistador.

 El siguiente año de 26 partió éste para Trujillo, á felicitar á Hernan Cortez, que viniendo de Méjico por tierra (en cuya travesía dejó enfermo su caballo en el Peten), debia embarcarse en el citado puerto para España. Hizo Alvarado su viaje por la provincia de Cuscatlan, y de la Choluteca se revolvió, porque supo que Cortez se habia ya hecho á la vela.

 Sublevose, entre tanto, esta provincia; pero Alvarado la sujetó con la fuerza que lo habia acompañado hasta Choluteca, y la que allí se le unió, que habia traido consigo Cortez en su larga y penosa espedicion. Vuelto el conquistador á Guatemala, partió seguidamente para España, y por su ausencia quedó encargado del gobierno del antiguo reino, su hermano D. Jorje de Alvarado. Este creyó mantener sujeta la provincia de Cuscatlan, fundando en ella una villa de españoles; pues interesaba ya á estos la misma provincia que era una de las mas ricas de la gobernacion de esta parte del continente.

 Diez años despues de su ereccion, se trasladó esta poblacion al punto que hoi ocupa, en 13 grados 36 minutos de latitud boreal y en 288 de lonjitud. Está situada en un ameno y fertilísimo valle, circunvalado de frondosas sierras, que al norte terminan en un volcan, cuyas erupciones han ocasionado grandes estragos. Sus calles son rectas, sus casas cómodas y fabricadas á propósito para los continuos terremotos que aflijen esta comarca. Han dejado nombre, entre estos temblores de tierra, los de 75 y 93 en el siglo 16º, los de 25 y 56 en el siguiente el de 98 en el siglo pasado y los de 14 y 30 en el presente.—La plaza de San Salvador es abundante y barata.

 Fué el primer gobernador de la provincia D. Diego de Alvarado, y su primer ayuntamiento se compuso de D. Antonio de Salazar y D. Juan de Aguilar, Alcaldes, D. Pedro Gutierrez de Guiñana, D. Santos García, D. Cristobal Saluago, D. Sancho de Figueroa, D. Gaspar de Cepeda, D. Francisco Quiroz y D. Pedro Nuñes de Guzman, Rejidores: Alguacil mayor D. Gonzalo Ortiz; y Procurador ó Síndico, D. Luis Hurtado. El primer Cura párroco de la villa fué el Presbítero Pedro Jimenez. Posteriormente el curato tuvo dos párrocos.

 Aumentada considerablemente la poblacion, le concedió honores y título de ciudad el emperador D. Carlos 5.º, 1.º de España por cédula inserta en nuestro n.º 3.º, quince años despues de su fundacion. Tiene tres conventos fundados por los monacales, el mas antiguo y noble los fué por los Domínicos en 1551, á consecuencia de la visita que dos años antes habian practicado en esta provincia el oidor Dr. D. Tomas Lopez y el Padre Fr. Tomas de la Torre á pesar de ostinada oposicion de los vecinos, segun consta en los antiguos historiadores.—Contiene, ademas, cuatro hermitas la mas notable de las cuales es la de la Presentacion de nuestra Señora, asilo de la poblacion en las calamidades públicas; y 60 cofradias.

 San Salvador en tiempo del gobierno peninsular, fue siempre asiento del de la provincia. Erijidas las Intendencias en América, tuvo Intendente y su Asesor. Tuvo ademas estafeta de correos: cajas reales con tesorero y contador: administracion de alcabalas, factoria de tabacos: diputacion consular: dos batallones de milicia, compuestos de 1534 plazas; y un numeroso vecindario. Dista 60 ó 62 leguas y queda al E. S. E. de la Capital del antiguo reino. Su vista es hermosísima desde las alturas de Panchimalco.

Estranjeros
[editar]

página 38

Conclusion del Discurso
Sobre Milicias
[editar]

 Por estas razones es inútil fatigarse sin discurrir medios conque aumentar los ejércitos. Mientras los servicios militares no se estimen y aprecien jeneralmente por todas las clases de una república, no se verá este ardor insaciable de gloria que sostiene las grandes acciones: é inflama el ánimo de los buenos ciudadanos, de tal suerte, que obliga á que dejando la quietud de sus casas se alisten en las banderas en defensa de su Gobierno y del Estado. Y así no hay que esperar esto de modo alguno, interino se procure infundir en su espíritu este amor de la patria y de la gloria; no basta para conseguido exhortar y recomendar continuamente estas dos cualidades: no basta persuadirlas, es necesario excitarlas por algun medio sensible y esterior: de otro modo las acciones mas estraordinarias y brillantes se confundirian con las mas ordinarias y vulgares, si se dejaran sumerjidas en el olvido.


Agricultura
[editar]

 En varios números anteriores de esta Gaceta, se creyó conviniente, para estimular á los afectos á la agricultura, redactar por partes el método mas apropósito y eficaz de cultivar el café, y sus diversas maneras de venificarlo. Este fruto, como todos saben, en nuestras época, es consideredo por el de mayor consumo, y llega á tal grado su estimacion como uno de los artículos de primera necesidad: cuya circunstancia en proporcion ofrece á cada uno de sus cultivadores su correspondiente utilidad.

 Igualmente nos parece que son aplicables á todas las personas que esclusivamente quieran dedicarse al cultico de la especial y distinguida planta d cacao, pues aunque en la aparencia este fruto, simpatiza con el el nominado café; y aun no falta quien los considere por de una sola familia, esto no ha bastado para declararse preferido el uno al otro. La roazon única en que pueda apoyarse semejante desigualdad no es, ni puede ser otra, que la exesiva abundancia del uno, cuyo motivo le dá menos valor, y la demasiada escasez del otro, con que se hace mas valioso; y como el gran principio jeneralizado aun entre los mas pudientes lo mas barato es lo mejor no puede convencer ni la gran diferencia que se palpa entre una tasa de lejía de café con una onza de pasta de cacao. Con la probabilidad mas segura nos atrevemos á decir que si en la actualidad apareciese una cosecha de cacao que contuviese una cuarta parte menos á la que la presente asciende el café y que de conformidad en todos los mercados, tanto de Europa como de las américas, solamente se le diese sobre el valor del café un 25 por ciento de aumento al valor igual de cacao: quizá tendria mas consumo este fruto que el tan ponderado café.

 Aunque sin las precisas nociones de las cualidades de uno y otro de los referidos frutos, séanos permitido referir el juicio que de ellos hacen de conformidad personas sensatas y observadoras. El café, es calificado por un especial dijestivo, y en tanto grado, que su exeso cotidiano disuelve aun los quilos nutritivos, y de aquí resulta la estenuidad del individuo, que lo toma como queda dicho. El cacao se juzga sustancioso por la parte de grasa que ente sí contiene; y aunque igualmente se le atribuye natural frialdad ó frescura; por lo que es considerado este alimento como uno de tantos que llaman indijestos. Supongamos cierta esta cualidad, que no es irremediable porque los pudientes la corrijen con la canela, y los pobres con el polvo de maíz y otros ingredientes aromáticos que le mezclan; y por último diremos que la mezcla indispensable para el uso del cacao cual es el azúcar naturaliza la parte indijesta que se le atribuye. Basta de raciocinios en obsequio de tan delicado, sustancioso, agradable y nutritivo fruto; y pasemos á demostrar los principios ó bases en que debe fijarse el buen éxito de su cultivo.

S. C.

página 39

Estenso Relato.
[editar]

página 40



Esterior.
[editar]


Noticias de la Republica Mejicana.
[editar]


A Ultima Hora.
[editar]