Guía práctica de Alicante y su provincia/Alcoy

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Nota: En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.
ALCOY

Situación geográfica. — Importante ciudad, situada en la falda de la sierra Mariola, y de las más renombradas de España por su industria importantísima. A la inversa que Alicante, su clima es frío, pero no obstante sano por todo extremo. Riégala el Alcoy, que á poca distancia tiene su origen, y al cual probablemente debe su nombre.

Datos históricos. — Son muy escasos. Dícese que su fundación débese a los cartagineses. Se asegura que su nombre lo recibió en memoria de otro pueblo así denominado, que existió en el primitivo reino de Túnez. Otros suponen que Alcoy es una corrupción del lemosín Coll ó Colly, que primitivamente llevó. En tiempos de la Reconquista, Alcoy, si hemos de dar crédito á Renter, sólo era unas cuantas casas esparcidadas sobre unos barrancos, y los peligros que por su fragosidad ofrecían dieron margen á que se ordenara se formase un pueblo. Sus fortificaciones dícese que fueron obra de don Jaime I, que las elevó á toda prisa para defenderla de los ataques de los piratas berberiscos. Ocupada por los árabes, en el año 1253 D. Jaime I el Conquistador la arrancó de su dominio.

Aspecto de la población. — Muchas de las poblaciones que por razones históricas ó geográficas ostentan el nombre de capitales, envidiarían la belleza de esta magnífica ciudad.

Sus calles amplias y rectilíneas, sus espaciosas plazas, sus bien cuidados jardines, sus lindos paseos, son verdaderamente dignos de una gran población y hablan muy alto en pro de la cultura y amor á la tierra de los alcoyanos.

Igualmente son dignos de mención sus cafés, teatros y centros de cultura y esparcimiento.

I. Calle de Santa Elena - II. Plaza de San Agustín - III. Viaducto Canalejas.

Carácter de sus habitantes. — De afable trato y gran seriedad en sus relaciones particulares y mercantiles, distíngueles principalmente su espíritu comercial, sus singulares iniciativas, su gran actividad, su perseverancia en los negocios y su ferviente amor al trabajo. A estas relevantes condiciones debe Alcoy su prodigioso desarrollo fabril, industrial y mercantil, que relativamente al número de sus habitantes la hacen en este concepto quizás la primera ciudad de España.

Agricultura. — Luchando con lo quebrado del terreno, los alcoyanos han conseguido llevarla á un grado de prosperidad sobresaliente. Su principal producción es: vinos, frutas, granos y aceite.

Industria. — Según queda indicado, es Alcoy una de las ciudades de España más importantes por este concepto. He aquí una reseña de las que alcanzan mayor florecimiento. Paños, hilados, cintas, sombreros, papel de todas clases, cerillas, borras, fundición, construcción de maquinarias, etc. En su lugar correspondiente «Alcoy comercial ó industrial» hacemos una descripción detallada de las que tienen más importancia y gozan de mayor crédito en España.

El viajero que visita esta población no acierta de pronto á comprender cómo en un lugar casi aislado del resto de la provincia de Alicante pudo, desde tiempos remotos, nacer y prosperar la industria. Explica este hecho la existencia de un poderoso elemento: el agua, lo que hoy llaman los ingenieros, con gráfica frase, la hulla blanca.

En el sitio fragoso y agreste en que la ciudad tué construida, se reúnen tres corrientes, que descienden de las montañas, formando el río que se llama Serpis. La hondonada llamada «Hoya de Alcoy» atrae las aguas de los manantiales que tan abundantes son en las montañas circunvecinas. Por la parte de Poniente baja el río Polop, de escaso caudal, pero que lo aumenta mucho el recibir el tributo de la fuente de «Barchell» y del barranco del «Cinde>, llegando ya crecido á los pies de la colina, donde se levanta la ciudad de los tejedores. A la otra parte del cerro Mancabrer descienden las abundantes aguas de otra fuente, la del Molinar, y la confluencia de todas estas corrientes, tomando el nombre del punto donde se reúnen, forman el río de Alcoy, ya citado. Es indudable que aquella colina situada en el centro de la hoya, y defendida por los profundos llanos del Molinar y del Priquer, debió determinar desde tiempos remotos el asiento de una población.

Ría del Molinar y fábricas.
Fuente del Molinar.

El aprovechamiento inteligente de la fuerza hidráulica es lo que caracteriza hoy a la industriosa ciudad. Como esa fuerza natural es ininterrumpida, y la máquina receptora de la energía del salto puede funcionar semanas enteras, si es preciso, sin un solo paro, en las fábricas alcoyanas el trabajo de los obreros es también continuo. Las brigadas se substituyen unas á otras, y las veinticuatro horas del día se aprovechan por completo. ¡Hermoso ejemplo de actividad y de lucha por el progreso, que debiera ser imitado por otras ciudades!

Calle típica de Alcoy.

Si el espacio de que disponemos no fuera tan escaso, muy gustosos trataríamos extensamente de las industrias alcoyanas, todas de noble y rancio abolengo. Baste decir que en el siglo XV la Corporación de la Fábrica de paños tenía ya su Reglamento, y desde entonces la ciudad de Alcoy ha recibido de los monarcas honores y distinciones, entre otras el uso de las armas reales, en recompensa de sus trabajos industriales, que tan alta han puesto su fama.

En lo que respecta a la fabricación del papel, se sabe que Alcoy imitó muy pronto á su vecina Játiba, que hacia el siglo XIII ó XIV cosechaba algodón y surtía de papel á la corona de Aragón y á muchos pueblos de Castilla.

I. Panorama de Onteniente - II. Puente de San Roque - III. San Roque y sus arrabales.

En la actualidad existen en estado floreciente multitud de industrias, como antes hemos indicado. Alcoy es la ciudad del trabajo; la gran masa de sus naturales, de todas las categorías, tienen orgullo en ostentar el titulo muy honroso do obreros. «Es frecuente— dice un ilustre historiador — ver vestido de chaqueta, la gorra encasquetada y los pies calzados con alpargatas algún fabricante millonario, que pudiera pasear en coche, y pasa la vida en la fábrica, el almacén y el escritorio. » A su actividad casi vertiginosa sirve de marco un paisaje encantador. Fuentes que brotan y arroyos que corren por todas partes facilitan el cultivo en las quebraduras del terreno. Multitud de presas y canales aprisionan las aguas y las hacen saltar espumantes y ruidosas, para dar movimiento á los molinos y batanes, á las fábricas de paños y papel, á la vez que riegan los campos y dan frescura á las frondosas arboledas.

Un puente típico de Alcoy.

Edificios y construcciones notables. — No incluyendo en ellos las fábricas y manufacturas, merecen citarse: El palacio del Ayuntamiento, la iglesia de Santa María, el hospital de Oliver, el cuartel, que es sin disputa uno de los mejores de España, y el viaducto de Canalejas, que une dos partes de la ciudad, obra atrevida de moderna ingeniería, que constituye un timbre de gloria para el ingeniero que la trazó y dirigió D. Próspero Lafarga.

Viaducto Canalejas.

Son también dignos de mención: la casa de Beneficencia, de construcción moderna, el cementerio, los dos templos parroquiales la Casa-Asilo de las hermanitas de los ancianos, Cuartel de la Guardia Civil, construido recientemente, y la casa-residencia de las Siervas de María.

Iglesia de Santa María.

Fiestas de San Jorge.— El año de 1276 es famoso en los anales alcoyanos. En el mes de Abril de dicho año acaeció la derrota y muerte del caudillo moro Al- Az-rach y la proclamación de San Jorge como patrono de la villa. Al- Az-rach, de acuerdo con los moros de Granada, recorría los pueblos excitando la rebelión de los sarracenos descontentos. Hallábase el rey D. Jaime en Valencia, y, enterado de las correrías del caudillo árabe, dio órdenes á todos sus feudatarios para que se aprestasen á perseguir la insurrección morisca. De Jatiba fueron enviados á Alcoy 40 jinetes, que pudieron entrar en la plaza con grave riesgo. Llegados el día 22 de Abril ante los muros de Alcoy Al-Az-rach y su gente, aquél destacó una partida para que fuera á emboscarse en un barranco próximo con objeto de cortar la retirada á los sitiados. En la mañana del 23 atacó Al-Az-rach la plaza con 250 jinetes, embistiendo furiosamente por la puerta de San Marcos.

La escasa guarnición, ayudada por el paisanaje, al que mandaba mosén Eamón Torregrosa, armado con una guadaña, rechazaron victoriosamente á los moros; el famoso caudillo murió de un saetazo, y el triunfo hubiera sido completo si los cristianos, alentados por la victoria, no hubieran salido en persecución del enemigo. Cayeron en la emboscada, y tras desesperada lucha, quedaron casi todos muertos ó prisioneros, llamándose desde entonces el barranco donde el desastre tuvo lugar, Barranco de la Batalla. Durante la pelea fué visto sobre el muro y puerta de San Marcos un caballero armado, montado en un caballo; acobardáronse los moros al verle, pues reconocieron en él á San Jorge, al que ellos llamaban Hualí, cuya sola vista los desmayaba y amedrentaba de tal modo, que se caían muertos de espanto sin golpe ni herida alguna. Agradecidos los alcoyanos, no obstante la derrota del barranco, al señalado favor que les otorgó el celeste paladín, se encaminaron con mosén Torregrosa al templo y erigieron como patrono de la ciudad á San Jorge, antiguo protector de los ejércitos aragoneses.

Este hecho histórico notable es el que se conmemora en Alcoy todos los años, del 21 al 25 de Abril, y tienen tanto atractivo las fiestas, y ponen los alcoyanos en todos los detalles de su organización tal entusiasmo, que es difícil puedan superar á ellas las festividades de otras ciudades, por importantes que sean.

Sólo vamos á indicar á la ligera un programa de fiestas que todos los años celebra Alcoy, y sintiendo que la falta de espacio nos impida dedicar las páginas necesarias, los diversos episodios de la lucha entre moros y cristianos.

I. Comparsa asturiana - II. Procesión - III Entrada labradores - IV Preparándose para la toma del castillo.

Es el primer acto de ésta la entrada de cristianos, que tiene lugar el 22 por la mañana; el mismo día, á las dos de la tarde, es Centrada de moros, verificando á las cuatro ambos bandos el paseo general. Tanto moros como cristianos, van ataviados con trajes lujosos, y aunque en el equipo de los cristianos principalmente hay algunas impropiedades y anacronismos, estos pequeños defectos quedan compensados por la brillantez y esplendoroso aspecto que el desfile ofrece.

Entrada de cristianos.

El 24 tiene lugar la introducción en la plaza del contrabando ó alijo, que se verifica en la madrugada. A las nueve y media del mismo día, reunidas las comparsas moras, envían una estafeta ó parlamento al gobernador del castillo, el cual rompe indignado los pliegos al conocer las pretensiones del enemigo. Envían entonces los moros una embajada, que tampoco tiene éxito, y en vista de ello, tiene lugar la batalla, precedida del encaro, acto en el que los dos ejércitos toman posiciones. Comienza el disparo de arcabuces y quedan los cristianos derrotados, asaltando el castillo el ejército mahometano.

Por la tarde, á las cuatro, se repite el mismo episodio, pero trocados los papeles; los cristianos hacen su embajada y ataque, quedando vencedores y dueños otra vez de la villa. El consumo de pólvora en estas fiestas es numerosísimo, y la propiedad y orden con que verifican los festers las evoluciones, son admirables. Como detalle curioso consignaremos que en el ejército cristiano va un personaje que representa á mosén Torregrosa, el valiente organizador de la defensa de la plaza.

Comparsa marrasquech.

Cultura. — Los alcoyanos tienen extremada afición á todo lo que representa ilustración y progreso, y son grandes amigos de las bellas artes, sobre todo de la música, por la que sienten verdadero fanatismo.

Existen innumerables Sociedadades que, sin otro fin que la protección y cultivo del divino arte, ocupan grandes locales; y entre ellos, como tipo, puede citarse el Iris, de cuyos salones damos al pie algunas notas gráficas.

Esta Sociedad fué fundada en el año 1880, teniendo por primer presidente al Sr. D. Kafael Pérez Jordá, cargo que actualmente desempeña con verdadero acierto nuestro buen amigo D. Enrique Hernández.

Como nota curiosa hay que agregar que el único centro de Alcoy donde se celebran bailes de máscaras es el Iris.

Alcoy industrial y comercial

Pudiéramos suprimir la segunda parte de este epígrafe y titular sólo estas líneas Alcoy industrial, porque, en realidad, el espíritu mercantil es desconocido en Alcoy.

Existen, sí grandes y buenos comercios; después haremos mención de algunos de ellos; pero esto no quiere decir nada en contra de nuestra afirmación.

Si el genio mercantil, de los alcoyanos estuviera en relación con su genio industrial, puede afirmarse que no habría en el mundo, relativamente á su población y perímetro, ciudad más fabulosamente rica.

Pero á los alcoyanos les falta el talento mercantil; son simplemente productores, industriales fabricantes, que no se ocupan de dar salida á sus productos, y esperan pacientemente, como los chinos, á que el comprador llegue é imponga el precio.

Esta es, tal vez, la causa principal de la lucha económica existente entre el proletario y el patrono, pues el segundo no puede remunerar como quisiera al primero, porque la utilidad que el comprador deja no lo permite.

En cambio, si el fabricante alcoyano fuera á la vez hombre de comercio, podría suprimir el intermediario, y con la ganancia que éste obtiene, repartida entre el patrono y el obrero, aumentar el jarnal de éste y los beneficios de aquél.

Pero no hay miedo a que esta suceda; el industrial se ha acostumbrado á vender sus productos antes de elaborarlos, y prefiere la utilidad mínima, pero segura, que le deja el acaparador, a la enorme que pudiera obtener vendiendo por su cuenta.

Y así, desde hace muchísimos, un año y otro año salen de Alcoy para otras regiones cantidades fabulosas de paños, que luego se revenden como catalanes, cuando no como ingleses o franceses por toda España.

Véase, pues, cuino no sin razón decíamos que en el epígrafe de estas líneas pudiera suprimirse la palabra comercial; y justificada nuestra afirmación, pase nos a enumerar las principales industrias y establecimientos de Alcoy.

Como lo que más nos agradecerá el viajero es que le indiquemos el sitio donde puede comer y dormir bien, queremos empezar rindiendo tributo de nuestro agradecimiento á la casa de viajeros El Comercio, situada en el mejor sitio de Alcoy, y que sólo por modestia excesiva no lleva el nombre de hotel.

Es única en Alcoy por su gran limpieza, por sus habitaciones excelentes, por su buena cocina, por la moderación de los precios y por la amabilidad exquisita de sus dueños, consagrando sus méritos los muchísimos años que lleva establecida y el favor que siempre le dispensó el público.

Entre los cafés, los más antiguos y acreditados, y donde mejores géneros se sirven son el Café del Comercio y la Cerveria Suiza de Paya, que además ofrecen siempre el atractivo de un buen cuadro de cante y baile.

Para comprar las renombradas peladillas de Alcoy y excelentes turrones, debe el viajero dirigirse á las confiterías de Juan Andrés Candela, ó bien á la de la viuda é hijos de M. Abad.

También pueden encontrarse en Las Antillas, Polavieja, 9, que es una excelente tienda de productos alimenticios, donde hay cuanto pudiera exigir el más refinado paladar.

Merecen una visita; y además de satisfacer con ello una legitima curiosidad, podrán hacerse, á precio fabulosamente barato, algunas compras en las fábricas de paños de Alcoy.

Entre las infinitas que existen, recordamos en este momento las de hilados y tejidos de lana de hijos de S, Do meneen, especial en estameñas, franelas, vicuña y tricot; la de Gisbert y Verdú, especial en fajas; la de Santiago Blanes, sin rival en las mantas; la de la viuda de hijos de Antonio Llorens, y los hijos de Camilo Gisbert Pascuál, tan renombradas por sus excelentes paños y por la confección de las capas; y la de Vicente Boronat y Terol, que ha conquistado justa fama con sus géneros para gabanes de señora y caballero.

En géneros de punto, si mal no recordamos, sólo hay dos: la de Carbonell y Compañía, de las primeras de España, por la excelente calidad de sus géneros, y la de Grisbert Kidaura y Compañía, que también goza de justa fama, por )a excelencia de sus géneros y la baratura de sus precios.

Muy importantes son de igual manera las fábricas de papel, cartón y cajas de cartón y madera.

Sin responder de que no incurramos en algún involuntario olvido, vamos á intentar una reseña de las mismas:

Entre los fabricantes de papel figuran en primera línea Botella, Monllor y Compañía, que preferentemente elaboran papel continuo, y E. R Albors, que tienen la especialidad del papel para fumar en resmas, bobinas y libritos; para copiadores de cartas, confección de flores, envolver, de las clases seda y manila y serpentinas.

Al lado de éstas, y muy dignamente por su excepcional importancia, figura La Papelera Alcoyana de Moltó, Santonja y Compañía, que igualmente produce papel para fumar y en bobinas para máquinas de cigarrillos, de seda para envolver naranjas, timbrados en purpurina, etc.

Fabricantes de cartón de importancia, hacemos en este momento memoria de Verdú y Botella, productores de máquina y tina en cartones gris, colores y cuero; Leopoldo Candela y Francisco Merín Pérez, que además de los géneros anteriores, fabrica el cartón esponjoso.

Tomás Valor y Vicente Segura tienen grandes fábricas de sellos amiláceos y se dedican á la fabricación de cajas de cartón y madera para farmacia y perfumería, etiquetas de relieve y litografía, papeles de envolver timbrados y tapavasos.

Cajas de cartón y madera para farmacias, droguerías y perfumerías, productos farmacéuticos, discos amiláceos, etc., á precios increíbles fabrica también la viuda Monmeneu.

Respecto á José Masía, nos referimos á la parte Industrial y comercial de Alcoy, donde con toda extensión se detalla su importantísima fabricación de cajas.

De la de D. Eduardo Matarredona, igualmente de las mejores de Alcoy y España, por sn calidad y baratura.

Además de la industria pañera, papelera y cajera, por su número las más importantes de Alcoy, existen otras muy prósperas y que cada vez adquieren mayores vuelos.

Entre ellas descuella la de fundición y construcción de maquinaria, llamada á enormes desarrollos.

Ya existen talleres de verdadera importancia, como El Vulcano Alcoyano de Rodes hermanos, de cuya importancia dan fe las vistas que más adelante publicamos; La Maquinista Alcoyana de José y Desiderio Boronat, donde se produce todo género de maquinaria agrícola é industrial, y los grandes talleres de construcción y fundición de hierro y metales, la viuda de Aznar, Bodes y Compañía.

Otra industria de porvenir indudable, y que si no estamos equivocados, es única en España, es la gran fábrica de correas para transmisiones, fundada por el inteligente industrial D. José Gómez, bajo el titulo de «La Unión Industrial», y también tiene asegurado el éxito la fabricación de cortinas y persianas de hilo metálico, de que es inventor D. Camilo Pérez.

Saliendo ya de este terreno, y entrando, si vale la frase, en el de las industrias científicas, es notabilísimo el Laboratorio de productos farmacéuticos de D. Francisco Alfonso, uno de los hombres más activos, inteligentes y buenos de Alcoy.

Cada vez es mayor el camino que se abren sus productos y no ha de tardar mucho tiempo en que sean populares en toda España,

También se distingue en la elaboración de ciertos productos farmacéuticos el Sr, D. Camilo Pérez.

La afinidad de materias nos lleva á ocuparnos de médicos, entre los que hay algunos verdaderamente notables, y de los cirujanos dentistas de Alcoy.

Entre éstos, es indudablemente uno de los más distinguidos el D. Miguel Linares.

Aparte de poseer un gabinete soberbiamente instalado, tiene condiciones excepcionales científicas que le han hecho acreedor á la confianza absoluta de los alcoyanos.

En primera línea figura también la señorita Edelmira Agalló, que á una pericia innegable, une la delicadeza del bello sexo.

Las industrias gráficas tienen una lucida representación en Paya, el antiguo y simpático impresor de la plaza de la Constitución, hoy brillantemente secundado por su hijo; y en Albors, litógrafo meritísimo, , que hace trabajos tan perfectos como pudieran salir de la mejor litografía del mundo.

Paqueterías: las principales son el comercio del Barco y la tienda de la Flor. Calzados: la popular Pajarita.

Y con éstas damos término á estas deslavazadas líneas suplicando nos dispensen aquellos que por una omisión involuntaria no figuren en ellos.

Alcoy. 13.jpg

Pueblos del Partido judicial de Alcoy

Bañeras. — Villa de 3.320 habitantes. A 55 kilómetros de la capital y 19 de Alcoy. Fábricas de papel, tejidos y alcoholes.

Producción. — Trigo, cebada, maíz, frutas, vinos y miel. Alambrado eléctrico. Estación de Ferrocarril en la línea de Villena. Carreteras á Alcoy y Bocairente. Coches diarios á Alcoy. Ferias el 22 y 23 de Julio. Fiesta mayor el 22 de Abril.

Benifallim. — 550 habitantes. A 9 kilómetros de Alcoy y 52 de Alicante. Cereales, legumbres, vino, aceite. Carretera á Alcoy. Coches diarios.

Penáguila. — Villa de 1.370 habitantes. A 39 kilómetros de Alicante y 12 de Alcoy. Aceites, frutas, granos, hortalizas, legumbres, vino. Carreteras á Alicante, Alcoy y Villena. Coches diarios para Alcoy. Fiesta el 23 de Septiembre.

Callosa de Ensarriá. — Hermosa villa de 4.200 habitantes, cabeza del partido de su nombre.

Está situada en la vertiente de la Sierra Almeida y su clima es agradable en extremo. Dista 50 kilómetros de Alicante y 38 de Alcoy, que es la estación ferroviaria más cercana.

Tiene estación telegráfica de servicio limitado y una carretera á Benidorm que enlaza con la de Alicante, para donde salen coches diarios.

Su industria es exclusivamente agrícola y los productos principales aceite, algarrobas, hortalizas, frutas, naranjas, limones y vino. Celebra fiestas del 11 al 15 de Octubre.

Alfas del Pí. — Lugar de 1.190 habitantes. A 58 kilómetros de Alicante y 10 de la cabeza de partido. Estación más próxima: Alcoy á 32 kilómetros. Granos, trigos, frutas, legumbres, pasas y vino. Carretera de Callosa á Benidorm que enlaza en la de Alicante y varios caminos vecinales. Fiesta mayor el 7 de Noviembre.

Altea. — Villa de 5.980 habitantes. La riega el Algar y la baña el Mediterráneo. A 48 kilómetros de Alicante y 8 de Callosa. Estación más cercana: Vergel, á 28 kilómetros. Aduana de 4.ª clase. Ayudantía de Marina. Fábricas de jabón, jarcias, cordelerías, harinas y aceite. Cereales, frutas, hortalizas, higos, pasas, naranjas, vino. Estación telegráfica limitada. Carreteras á Alicante y á la Marina. Fiesta mayor el domingo antes del de carnaval.

Beniardá. — 750 habitantes. 50 kilómetros de Alicante y 10 de Callosa. Estación más próxima, Alcoy á 21 kilómetros. Produce aceite, algarrobas, cereales, hortalizas, pasas y vino.

Benifato. — 352 habitantes. A 46 kilómetros de Alicante y 11 de Callosa. Estación más próxima: Alcoy á 20 kilómetros. Elaboración de aceites y harinas. Pozos para la conservación de la nieve Cría del gusano de seda. Algarrobas, almendras, frutas, cáñamo, higos, hortalizas, pasas y vino.

Benimantell. — 940 habitantes. A 50 kilómetros de Alicante y 9 de Callosa. Estación más cercana: Alcoy. Molinos de aceite y cría de gusano y elaboración de seda. Aceite, cebada, frutas, garbanzos, hortalizas, legumbres, maíz, trigo y vino. Caminos á la Marina y Alcoy. Fiesta el tercer domingo de Octubre.

Benisa. — -Villa de 5.720 habitantes. A 61 kilómetros de la capital y 19 de Callosa. Estación más cercana: Vergel á 14 kilómetros. Molinos harineros y de aceite. Almendra, algarroba, frutas, granos, hortalizas, pasa y vino. Carreteras á Alicante y la Marina y caminos vecinales. Fiesta el último domingo de Abril.

Bolulla. — Lugar de 910 habitantes. A 52 kilómetros de la capital y 4 de Callosa. Estación más próxima: Vergel á 29 kilómetros. Aceite, almendras, cereales, garbanzos y frutas. Fiestas el segundo domingo de Octubre.

Calpe. — Villa de 2.000 habitantes, á 46 kilómetros de la capital y 14 de Callosa. Estación más cercana: Denia á 20 kilómetros. Pesquerías, algarroba, almendra, grano, pasas y vino Carretera á Alicante. Fiesta mayor (¿?).

Castell de Castells. — Villa de 1.450 habitantes, á 55 kilómetros de la capital y 14 de Callosa. Estación más cercana: Vergel á 24 kilómetros. Aceite, almendras, cereales, frutas, hortalizas, legumbres y vino. Fiesta mayor el 15 de Agosto.

Confrides. — Villa de 750 habitantes, á 50 kilómetros de la capital y 14 de Callosa. Estación más cercana: Cocentaina á 20 kilómetros. Aceite, almendras, frutas, pasas y trigo. Fiesta mayor el último domingo de Agosto.

Cuatretondeta. — Lugar de -450 habitantes, á 51 kilómetros de la capital y la de Callosa. Estación más cercana: Cocentaina á 12 kilómetros. Aceites, hortalizas, granos, legumbres, vinos. Fiesta mayor el 30 de Agosto.

Facheca. — Lugar de 300 habitantes, á 55 kilómetros de la capital y 18 de Callosa. Estación más cercana: Alcoy á 2.0 kilómetros. Aceites, fratás, granos, legumbres, maíz y vino. Fiesta.

Famorca. — Lugar con 280 habitantes, á 56 kilómetros de la capital y 17 de Callosa. Estación más cercana: Alcoy á 19 kilómetros. Aceites, almendras, algarrobas, cereales, hortalizas, legumbres, vino y pasa. Fiesta.

Guadalest. — Villa de 490 habitantes, á 55 kilómetros de la capital y 7 de Callosa. Estación más próxima: Cocentaina. Aceite, algarroba, almendra, cereales, hortalizas, legumbres, pasas y vino. Fiestas del 15 al 17 de Agosto.

Nucía. — Villa de 2.110 habitantes, á 38 kilómetros de la capital y 6 de Callosa. Estación más cercana: Alcoy á 30 kilómetros. Fabricación de aceite embutidos y facas. Almendra, algarrobas, altramuces, granos, hortalizas ó higos. Carretera de Pego á Benidorm. Fiestas.

Polop. — Villa de 1.600 habitantes, á 45 kilómetros de la capital y 3 de Callosa. Estación más cercana: Alcoy á 32 kilómetros. Fabricación de harinas, aceites y embutidos. Almendras, algarrobas, cereales, higos, legumbres, pasas y vino. Fiestas del 4 al 6 de Octubre.

Tárbena. — Villa de 1.520 habitantes, á 55 kilómetros de la capital y 5 de Callosa. Estación más cercana Vergel: 10 kilómetros. Fabricación de embutidos. Algarrobas, almendras, aceites, granos, higos, hortalizas, legumbres, pasas y vino. Fiesta el 4 de Diciembre.

Filigrana.png
← Parte anterior Título de esta parte Parte siguiente →
Alicante Alcoy Cocentaina