Himno individualista

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.


Himno individualista
Autor:
Letra: Desconocido
Música: Desconocido[1]
Año: Datado confusamente sobre 1900, 1901 ó 1914
Bandera anarquista

Antes de morir bajo el fango de las calles,

imitaremos a Bresci y Ravachol;

quien estiende a tí la mano, o burguesía,

es un hombre indigno de guardar el sol.


La máquina estridente machaca y despieza

y pálidas y gritando estan las esposas,

queda el campo incultivado y el minador sepultado

y los trabajadores se atraviesan de homicida honor.


Y a quién no sucumba le espera la tumba,

se aprestan las bombas, se afila el puñal.

¡Es la acción el ideal!


Francia alerta, en la guillotina,

corta la cabeza a quien castigarla quiere;

La España vil agarrota y asesina;

fusila Italia a quien tremar no suol.


En América colgados, en África degollados,

en España torturados en el honor de Montjuich;

pero a la triste raza del señor terrorista

el individualista sabe todavía golpear.


Y a quién no sucumba le espera la tumba,

se aprestan las bombas, se afila el puñal.

¡Es la acción el ideal!


Hasta que seamos crudo, es correcto que así sea

la banda social para el decretar de las leyes;

hasta que el sol de la anarquía no brille

veremos siempre el clamar del pueblo.


Esbirro, espantado, si la dinamita

oye rugir contra el opresor;

tenemos contra todos, esbirros y sinvergüenzas,

y uno contra todos nosotros el sperderem.


Y a quién no sucumba le espera la tumba,

se aprestan las bombas, se afila el puñal.

¡Es la acción el ideal!

notas:

  1. Las versiones más conocidas son las cantadas por Cristina Rapisarda, Fausto Amodei o el grupo Youngang