Historia X:Restauración católica en Bohemia

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Capítulo 10 – Restauración católica en Austria
Restauración católica en Bohemia​
 de Charles Seignobos


Había sorprendido al emperador la rebelión de sus súbditos; pero fué sostenido por los otros príncipes católicos. La Liga de los príncipes católicos de Alemania le proporcionó un ejército, su primo el rey de España le envió tropas de Italia.

Por el contrario, el Elector palatino irritó contra él a los luteranos. Había llevado consigo a Bohemia un pastor calvinista que mandó destruir las reliquias de las iglesias de Praga. Daba los mejores puestos a nobles alemanes, sus compañeros de juegos, y gastaba el dinero del país. Los príncipes alemanes luteranos no le apoyaron. El Elector de Sajonia, que había intentado hacerse elegir rey de Bohemia, llegó a aliarse contra él con el emperador.

No quedó para la defensa de Bohemia más que el mal ejército de los sublevados. Entonces los ejércitos de la Liga y del emperador invadieron Bohemia y llegaron a las puertas de Praga. El ejército bohemio estaba apostado delante de la ciudad, en la Montaña Blanca. Al cabo de una hora fué puesto en derrota (1620).

Aquella batalla de una hora decidió la suerte de Bohemia. Los ejércitos católicos ocuparon todo el país. Los jefes de los protestantes fueron condenados a muerte. Veintisiete fueron decapitados a la vez (1621), 12 cabezas se expusieron en la torre del puente de Praga, y allí permanecieron diez años. Fernando abolió la antigua constitución de Bohemia. Acabó a la vez con la nación bohemia y con la religió protestante.

Se confiscaron los bienes de casi todos los señores y nobles del país, que fueron dados o vendidos a bajo precio a los favoritos católicos del emperador, los que se hicieron grandes señores. Se expulsó a los pastores luteranos (1623) contando con que los seglares, privados de sus pastores, se convertirían. Como seguían siendo protestantes, se ordenó a los vecinos de las ciudades y a los aldeanos hacerse católicos. Para decidirlos, se enviaron a sus casas soldados que habían de alojar y alimentar hasta el momento que presentaran una cédula de confesión (1624). Por último, los nobles mismos recibieron la orden de hacerse católicos o de emigrar (1627). La religión protestante fué prohibida en Bohemia.

Casi todos los nobles protestantes huyeron al extranjero, donde vivieron miserablemente, Fueron sustituídos por nobles alemanes o italianos. El alemán vino a ser la lengua de la nobleza, de los burgueses y del gobierno. Sólo los aldeanos conservaron la antigua lengua checa.

Las ciudades perdieron la mayor parte de sus vecinos, el país quedó arruinado y despoblado. Se cree que antes de la guerra la población de Bohemia era de cuatro millones de habitantes, y que no quedó siquiera un millón.