Historia de la conquista de La Habana por los ingleses: Prólogo

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda



La conquista de La Habana por el conde de Albemarle en 1762 es el asunto del presente libro. Después del descubri­miento de la isla de Cuba por el almirante Cristóbal Colón (1492) y de su fácil conquista por el adelantado Diego Velázquez (1511), la historia de aquella hermosa Antilla —si bien ennoblecida con los timbres que la alcanzaron sus nuevos pobla­dores, saliendo a descubrir y conquistar el poderoso imperio de Méjico y las vastas regiones de la Florida, y luchando con los piratas que por largo tiempo infestaron los mares del archipiélago americano—, no presenta ningún acontecimiento que haya tenido lugar en el período de los dos siglos y medio trans­curridos después de su incorporación a la corona de Castilla tan digno de especial estudio por sus efectos en la prosperidad de la Isla como el de la conquista de La Habana por los ingleses.

Este suceso hizo conocer mejor a la Corte de Madrid la importancia de aquella isla. A su restauración, los primeros cui­dados del gobierno español fueron asegurarla contra cualquier otra tentativa que pudiera hacer Inglaterra en caso de un nuevo rompimiento de hostilidades, y la plaza de La Habana se vio en pocos años defendida por una fuerte guarnición y un sis­tema de fortificaciones que la hicieron inexpugnable. Aunque con la lentitud, imperfección y dificultades propias de aquellos tiempos, la Isla experimentó algunas reformas útiles en su po­licía y su gobierno interior, en su sistema de hacienda y comer­cio con la Península y en la instrucción pública que fueron el punto de partida para el desarrollo que, aún no concluido el siglo XVIII, tuvieron su riqueza y civilización en el memo­rable gobierno del general don Luis de las Casas.

Estas consideraciones son las que nos han movido a escri­bir la historia de un suceso tan importante, aprovechándonos de las noticias que se hallan en las siguientes obras de los escritores nacionales y extranjeros que hemos podido consultar en este país:

Rev. John Entick, General History of the Late War, London, 1772.
Robert Beatson, Naval and Military Memoirs of Great Britain from 1727 to 1183, London, 1804.
Antonio Valdés, Historia de la Isla de Cuba. La Habana, 1812.
Memoirs of the King of Spain of the House of Bourbon, from the accession of Philip V to the death of Charles III. 1700-1788. By Wm. Coxe. London, 1813.
Ensayo Histórico de la Isla de Cuba, por don Jacobo de la Pezuela. La Habana, 1842.

La exposición de las causas que motivaron la guerra entre Inglaterra y España está tomada de los escritores Coxe y En­tick, particularmente del primero, en cuya excelente obra encontrará el lector curioso de mayor instrucción una noticia del estado político de España en aquellos tiempos, que nosotros sentimos vernos obligados a ajustar a los límites estrechos que permiten las proporciones de este libro. Entick y Beatson nos han servido para ilustrar y completar la relación de las opera­ciones militares del sitio de La Habana que nos hacen los se­ñores Valdés y Pezuela en sus historias de la Isla: también hemos consultado para esto la colección del periódico New York Gazette de 1762 y 1763, que se halla en la biblioteca de Filadelfia.

Habiendo sido muy corta la permanencia de los ingleses en La Habana y continuado después la Isla bajo la dominación de España, hemos creído conveniente concluir con una noticia de las transacciones diplomáticas que tuvieron lugar en 1763 para la restauración de La Habana y con la entrega de la ciudad, por vía de complemento, y persuadidos de dar con esto una armonía necesaria a las partes de esta historia, que en rigor no es otra cosa que un episodio interesante de la general de Cuba: para esto hemos consultado a los señores Coxe y Pezuela.



Filigrana.svg
◄ Parte anterior Título de esta parte Parte siguiente ►
Nota preliminar Prólogo Capítulo I