Instrucciones a Miguel Grau el 21 de agosto de 1879

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.


Secretaría Jeneral de Su Excelencia el Supremo Director de la Guerra

Instrucciones que observará el comandante don Miguel Grau en la comisión que se le da con esta fecha.

1.- Zarpará de este puerto a las tres de la mañana con el buque de su mando y el transporte “Oroya” a Pisagua, de donde se comunicará con Iquique, para entrar en este puerto, después que hubiere salido el vapor “Ilo” de la Compañía Inglesa.

2.- Una vez en Iquique, tomará a su bordo a los señores Arancibia y Chester, con los torpedos que ellos puedan embarcar.

3.- En seguida seguirá su marcha para alcanzar al vapor “Ilo” más allá de Antofagasta, y haciéndolo parar, desembarcará al oficial don Ricardo Herrera quien le dará los informes necesarios sobre la situación de los buques enemigos en Antofagasta.

4.- Con tales datos, y siendo posible y poco riesgosa la empresa que se le confía, entrará de noche en Antofagasta y atacará con torpedos a los buques enemigos.

5.- Si por resultado del ataque hubiese desaparecido un blindado, mandará inmediatamente al vapor “Oroya” con la noticia a Iquique, donde dejará prevenido que al avistarse el “Oroya” con tal señal, que significará a pique un blindado, se me comunicará en el acto la noticia, para mandar al monitor [Manco Cápac] en alcance del “Oroya”, que de Iquique seguirá su marcha costeando hasta alcanzar el monitor [Manco Cápac] y regresará con él, llevándole a remolque.

6.- Mientras tanto, permanecerá en Antofagasta atacando a los demás buques hasta la llegada del monitor [Manco Cápac], con el que se procederá a intimar rendición al ejército enemigo, y en caso contrario a destruir las máquinas de agua, i a cumplir las nuevas órdenes que recibiese.

7.- Si en Iquique recibiese alguna prevención mía respecto al oficial delegado que marcha en el “Ilo” bajo el nombre supuesto de Jorge Santa María, se le hará comunicar al detener el “Ilo” como se ha dicho en el artículo 3”.

8.- En caso de no realizarse el principal objeto de la omisión, cual es atacar a los buques enemigos, según lo prevenido en el art. 4” procederá como crea más conveniente en busca de transportes o buques chilenos, hostilizando al enemigo en cuanto pueda, sin comprometer ninguno de los dos buques que van a sus órdenes.

Sin perjuicio de estas instrucciones queda a su discreción obrar convenientemente con arreglo a las circunstancias, debiendo regresar a este puerto de Arica, después de uno o dos días empleados conforme a lo prevenido en el artículo anterior.

Arica, agosto 21 de 1879, a la una de la mañana.

Prado