Juan Pablo Abandie

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Abadie, Juan Pablo

La Plata, 7 de Octubre de 1998


En la ciudad de La Plata , Capital de la Provincia de Buenos Aires, a los siete días del mes de octubre de 1998, comparece ante esta Excma Cámara Federal de Apelaciones y Secretario Actuante, dejándose expresa constancia que se hallan presentes el Sr Fiscal General ante la Cámara, Dr Julio Amancio Piaggio, el Sr Defensor Oficial, Dr Ricardo Alberto Gonzalez, en representación de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos La Plata- los Dres. Jaime Glüzmann y Rivas., una persona previamente citada a quien en este acto se la impone por secretaría de las penas con las que la ley castiga el falso testimonio de acuerdo al art. 275 del Código Penal (conforme art. 295 C.P.M.P), quien seguidamente presta legal juramento de producirse con veracidad en todo lo que supiere y le fuere preguntado. Interrogado por sus circunstancias personales manifiesta llamarse Juan Pablo Abadie, de nacionalidad argentina, de 54 años de edad, con profesión u ocupación de médico., quien se domicilia en la calle Rivadavia 6105 10 G de la ciudad de Buenos Aires, Provincia de Buenos Aires, acreditando su identidad mediante .D. N. I. N .4.131.109. , haber nacido el día 10 de marzo de 1934, en la ciudad de .Buenos Aires, resulta ser hijo de .Urbano Esteban Abadie. y de Catalina Rosa Caigat.- Acto seguido se le entera de las generales de la ley, las que explicadas manifiesta que formaba parte del equipo de adolescentes que estaba a cargo de la licenciada Brea. - A continuación se le entera del contenido de esta causa y MANIFIESTA:

Sr. ABADIE.- Era el único médico. El día del hecho, un día martes, fue el último martes de marzo y estaba reunido en lo que llamábamos el consejo del servicio constituido por los coordinadores de los distintos equipos y estaba en la habitación de al lado. Tomamos noticia que Marta Brea era requerida desde la guardia en forma urgente, cosa insólita, porque teníamos médicos de guardia y no correspondía que se presentara. Después nos dimos cuenta que era una artimaña para detenerla sin el escándalo que luego ocurrió.

Fui testigo presencial del secuestro y en cierto modo víctima porque entrar a la habitación donde se encontraba Marta Brea con los otros miembros del Consejo tenía que pasar por delante de la habitación donde ella estaba. En ese momento fui encañonado a corta distancia con una pistola 9 milímetros con silenciador quedando prácticamente inmovilizado.

De manera tal que a continuación irrumpieron en la habitación de al lado -no recuero si dos o tres personas- y arrastrafron a Marta de los cabellos en forma violenta mientras que simultáneamente entraban a la sala de espera -a pocos metros de allí- dos uniformados con metralletas para inmovilizar al público, que básicamente estaba constituido por mujeres y niños

Vimos entonces cuando era arrastrada e introducida en el vehículo, no recuerdo bien cuál era, pero supongo que se trataba de un Ford Falcon. Así fue sacada de ese lugar. Realmente dada la presentación que hizo la doctora María Cristina, no tendría otros datos adicionales que agregar, salvo que a continuación el doctor Ricardo Meabe y Horacio .... concurrieron a la comisaría de Lanús.

En razón de haber conocido a su padre en la Facultad de Medicina y tratarlo personalmente, fui a su domicilio para comunicarle del hecho a los efectos de que actuaran en consecuencia.

Sr. PRESIDENTE.- ¿No tuvo ninguna otra noticia luego?

Sr. ABADIE.- Sí, pero repetiría cosas que ya se dijeron, y no quiero abundar con algo que no fue directamente visto por mí.

Sr. DURAN.- Usted vio a las personas que ingresaron y secuestraron a la doctora, concretamente ¿eran del Ejército?

Sr. ABADIE.- No estaban uniformados pero tenían claro aspecto militar. Por su porte estimo que tendrían el grado de teniente o capitán, de oficial de baja graduación, no sé si del ejército o de la marina. Digo por el porte, el corte de pelo y los bigotitos, porque a partir de esto se puede identificar al tipo de persona. Por esto colijo que tendrían esa jerarquía.

Sr. DURAN.- Usted dijo recién que se habían retirado aparentemente en un Falcon ¿recuerda el color del auto?

Sr. ABADIE.- No, pero era más o menos celeste, gris o verde.

Sr. DURAN.- Cuando ingresaron al hospital, ¿con quién se presentaron?

Sr. ABADIE.- El servicio está distante de la puerta de acceso unos 100 metros. El hospital ocupa una manzana grande, casi 10 mil metros cuadrados y esto está ubicado en una esquina, mientras que la puerta de acceso está sobre la calle Río de Janeiro a mitad de cuadra, aproximadamente hay 130 ó 150 metros de la entrada.

Los datos que se recogieron posteriormente indican que al policía de seguridad les dijeron que era un operativo militar o una cosa por el estilo, y entraron directamente.

Sr. DURAN.- ¿No le comunicaron el lugar al que la llevaron detenida a pesar de haber estado hablando con el policía?

Sr. ABADIE.- No hablé con el policía y no sé si alguno de los otros testigos tiene una versión distinta de ésta.

Sr. DURAN.- ¿Nunca tuvieron conocimiento del lugar donde la condujeron?

Sr. ABADIE.- Personalmente no. Toda la información que tengo es de orden parcial y la que nos podía suministrar mientras estuvo en el servicio el doctor Balbi o el doctor Ricardo Meabe.

Cuando se hizo el contacto para la CONADEP, yo declaré inicialmente el relato de lo que presencié en forma directa con una pistola a 25 centímetros de mi sien.

Sr. DURAN.- ¿Cuántas personas ingresaron para privarle ilegítimamente la libertad a la doctora?

Sr. ABADIE.- Yo estaba encañonado por uno de ellos y a la sala entraron por lo menos dos. Tengo la idea de que por lo menos había dos más encañonando con metralletas al público y a los pacientes que estaban en la sala de espera.

Sr. DURAN.- Si a usted le pudieran exhibir fotografías de las posibles personas que hubieran concurrido a realizar ese hecho ¿las reconocería?

Sr. ABADIE.- Me resultaría difícil hacerlo por el tiempo transcurrido. Me resultaría muy complejo y tendría riesgo de cometer un error.

Que no tiene nada más que agregar con lo que se da por finalizado el acto, previa íntegra lectura que el Sr Secretario da de la presente, ratificándola en un todo por ser el fiel reflejo de sus dichos, luego del Sr Presidente, Dr . Leopoldo H. Schiffrin. y Jueces, Dres Alberto Durán, Julio Reboredo, Antonio Pacilio, Carlos Alberto Nogueira, Jorge Hemmingsen y Héctor Umaschi.; al igual que los demás intervinientes en el acto y mencionados al comienzo de ésta y por ante mí, de lo que doy fe.-

Enlaces externos[editar]

http://www.desaparecidos.org/nuncamas/web/testimon/abadie_juanpab.htm

Véase también[editar]