La Casa de los Sueños: Capítulo 17

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

<< Autor: Rubén Hernández Herrera
<<Indice: La Casa de los Sueños


Llegan, se nota la ausencia de Gago, nunca quiso abrir su sobre, Don Lupe abre el sobre con su nombre y ve un papel color crema, marcaba el mes en que estaban.

Había preparada sobre la mesa una botella de cognac en una charola de plata con copas grandes, ―bueno, brindemos por nuestro amigo Gago, que se nos adelantó en el viaje―, dijo solemnemente Don Lupe, ―literalmente―, pensó Manuel.

Don Lupe― le fue bien, de hecho tuvo que esperar unos pocos días, ya fuera de su cuerpo, tres días, para irse con su esposa, sí, viajan juntos, es frecuente en personas mayores esperar al cónyuge―.

―Cuando llegan a otro centro de dependencia, ¿se conocen?―, pregunta Manuel y don Lupe le contesta: ―se pueden dar cuenta de que hay algo especial, sienten algo, pero no tienen conciencia de la relación que tuvieron―.

―Hay una una parte del viaje donde son concientes de otras “vidas” digamos ―continúa Don Lupe―, todos ven con claridad los errores que tuvieron en el anterior centro de dependencia, hacen propósitos para no caer en ellos en el siguiente centro, lo malo es que sólo una pequeña parte de ese sentimiento se hace presente después, como parte de la conciencia, entre mas viajes lleve la ivi, mas cuadrada se vuelve su conciencia y mas amable su trato con los demás, menos químico, digamos―.

―Brindemos por el viaje de Gago… ¡Salud…..!―

Manuel reflexiona viendo el asiento vacío de Gago…

―Don Lupe―, pregunta Manuel, ―¿se puede viajar a otra dimensión en el tiempo? ―, ―Sí, sí se puede, siempre para adelante, lo pasado no se puede convertir ni afectar, bueno, por lo menos, no en los niveles en donde nos movemos―.

―Las dimensiones, a pesar de estar digamos en distintas capas, que es como las imaginamos, están todas en un plano, digámoslo así, este plano es a su vez una dimensión, todas esas dimensiones forman otro plano superior y así, hasta llegar a alguna parte, un punto, que deveras ni entendemos ni podemos entender, podemos entender algo, lo demás no podemos ni imaginarlo, no tenemos los elementos―,

―Entonces, nosotros, ¿podemos viajar al futuro? ―, ―sí, dadas ciertas circunstancias, lo que pasa es que puedes viajar a una dimensión que, aunque exista, no coincida con la tuya, entonces, “ves” ciertas cosas que no van a pasar en tu dimensión, aunque muchas dimensiones son bastante parecidas, pero la respuesta es que sí se puede, pero es un futuro que puede ser paralelo a la dimensión en la que estés, las cosas serán parecidas, pero no necesariamente iguales―.

―Manuel dice, y ¿qué hay que hacer?,,. ―, ―esperar a que se den las circunstancias, a lo mejor no se dan, en cierta forma es lo bonito de esto, que no todo está escrito, incluso la fecha que está en el sobre es sólo la fecha “formal”, pero puede pasar algo que la afecte, no necesariamente malo―.