La abeja y la flor del tomillo

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar

Nuevas fábulas
La abeja y la flor del tomillo

de Felipe Jacinto Sala




Solicitaba la abeja
la linda flor del tomillo,
empeñada en darla besos
que ésta huía con desvío.
-«Tus esquiveces me matan;
»abre el alma a mi cariño.»-
-«No; -la flor le contestaba,
dando, turbada, un suspiro:-
»si el dulce néctar le robas,
»¿qué le queda al pecho mío?»-
¡Pobre flor! el vil insecto
supo acallar sus gemidos
y al fin perdió su inocencia,
para llorar el olvido.


Separador1.jpg


Niñas que halláis en las flores
tan exacto parecido
por lo débiles y hermosas:
no imitéis la del tomillo.