La amistad peligrosa

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La amistad peligrosa
de Jacinto de Salas y Quiroga


Canción
(Música de Romagnesi.)
 ¿Por qué, Corina, has engañado   
 con tu candor mi tierno pecho?   
 De ti yo estaba satisfecho...   
 El encanto se ha disipado.   
 ¡Con qué dulzura la esperanza 
 me ha consolado en mi dolor!   
 ¡Ah! Me engañó la semejanza   
 de la amistad y del amor.   

 Cuando a mirarte yo acertaba   
 tú con placer te sonreías, 
 y algunas veces conocías   
 cuánto mi pecho te adoraba.   
 Yo conseguí tu confianza,   
 dulce premio del amador.   
 ¡Ah! Me engañó la semejanza  
 de la amistad y del amor.   
 Más de una vez miré tu llanto,   
 cuando de ti yo me apartaba,   
 y en mis angustias encontraba   
 amables lloros mi quebranto.
 ¡Ay infelice, qué mudanza   
 me reservaba tu rigor!   
 Sí, me engañó la semejanza   
 de la amistad y del amor.   

 Ya que, en pago de mi ternura, 
 no quieres darme el corazón,   
 ya que me quitas la ilusión,   
 amarte más fuera locura.   
 A Dios, amor... ¡ay esperanza,   
 cual te burlas de mi dolor! 
 Sí, me engañó la semejanza   
 de la amistad y del amor.