La mona y la zorra

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La mona y la zorra
de Félix María Samaniego



En visita una Mona
Con una Zorra estaba cierto día, 
Y así, ni más ni menos, la decía: 
«Por mi fe, que tenéis bella persona, 
Gallardo talle, cara placentera, 
Airosa en el andar, como vos sola, 
Y a no ser tan disforme vuestra cola, 
Seríais en lo hermoso la primera. 
Escuchad un consejo,
Que ha de ser a las dos muy importante 
Yo os la he de cortar, y lo restante
Me lo acomodaré por zagalejo.» 
«Abrenuncio, la Zorra la responde: 
Es cosa para mí menos amarga 
Barrer el suelo con mi cola larga
Que verla por pañal bien sé yo dónde.»
Por ingenioso que el necesitado 
Sea para pedir al avariento,
Este será de superior talento 
Para negarse a dar de lo sobrado.