La paz de la aldea

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Rojeces de Marte de Emilio Bobadilla
Nota: En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.



LA PAZ DE LA ALDEA[editar]


En la paz virgiliana de la aldea
corre el arroyo silenciosamente;
en el ramaje el pájaro gorjea,
y pasa la carreta lentamente.

El gallo da la hora; la campana
de la iglesia minúscula solloza
al declinar la tarde, y una anciana
a la puerta se sienta de su choza.

El trueno del cañón súbito suena
y la calma bucólica importuna
y al campesino de temores llena,

que ya presiente el próximo saqueo,
y sobre el ronco estrépito la luna
brilla ungiendo de paz el bombardeo...!


Mayo, 1917.