Las liebres y las ranas (Samaniego)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Las liebres y las ranas
de Félix María Samaniego



Asustadas las liebres de un estruendo, 
Echaron a correr todas, diciendo:
«A quien la vida cuesta tanto susto, 
La muerte causará menos disgusto» 
Llegan a una laguna de esta suerte 
A dar en lo profundo con la muerte. 
Al ver a tanta Rana que, asustada, 
A las aguas se arroja a su llegada,
«Hola, dijo una liebre, ¿conque, hay otras 
Tan tímidas, que aún tiemblan de nosotras? 
Pues suframos con ellas el destino.» 
Conocieron sin más su desatino.


Así la suerte adversa es tolerable 
Comparada con otra miserable.