Las tres musas últimas castellanas 012

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Aconseja al Amor que para vencer el desdén de Lisis, deje las flechas comunes, y tome las con que hirió a Júpiter, para que se enamorase de Europa

(Las tres musas últimas castellanas)

de Francisco de Quevedo



Amor, prevén el arco y la saeta
que enseñó a navegar y dar amante
al rayo, cuando Jove fulminante,
bruta deidad, bramó llama secreta.


La vulgar cuerda que tu mano aprieta,
para el pecho de Lisi no es bastante:
otra cosa más dura que el diamante
dudo que la victoria te prometa.


Prevén toda la fuerza al pecho helado,
pues menos gloria, en menos hermosura,
te fue bajar al sol del cielo al prado.


Y pues de ti no supo estar segura
tu madre, no permitas, despreciado,
que tu poder desmienta Lisis dura.