Libro de Buen Amor: 037B

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Aquí fabla de la respuesta que don Amor dio al arçipreste II
Pág. 037B de 112
Libro de Buen Amor Arcipreste de Hita


Toma de unas viejas que se fasen erveras,
andan de casa en casa e llámanse parteras;
con polvos e afeytes e con alcoholeras,
echan la moça en ojo e ciegan bien de veras.

E busca mesajera de unas negras pecas
que usan muncho frayres, monjas e beatas;
son mucho andariegas e meresçen las çapatas;
estas trotaconventos fasen muchas baratas.

Do estas mujeres están muncho se alegran
pocas mugeres pueden d'ellas se despagar,
porque a ti non mienta sábelas falagar,
ca tal escanto usan que saben bien çegar.

De aquestas viejas todas ésta es la mejor;
ruégal' que te non mienta, muéstral' buen amor,
que muncha mala bestia vende buen corredor,
e muncha mala ropa cubre buen cobertor.

Si dexier' que la dueña non tiene miembros muy grandes
nin los braços delgados, tú luego lo demandes
si ha los pechos chicos; si dise sí, demandes
contra la segura toda, porque más cierto andes.

Si dis' que los sobacos tiene un poco mojados
e que ha chicas piernas e luengos los costados,
ancheta de caderas, pies chicos, socavados,
tal muger non la fallan en todos los mercados.

En la cama muy loca, en casa muy cuerda;
non olvides tal dueña, mas d'ella te enamora;
esto que te castigo con Ovidio concuerda;
e para aquesta cata la fina avancuerda.

Tres cosas non te oso agora descobrir;
son todas encobiertas de mucho mal desir;
pocas son las mugeres que d'ellas pueden salir;
si yo las dexiese començaríen a reyr.

Guarte que non sea bellosa nin barbuda;
¡atal media pecada et huerco la saguda!
Si ha la mano chica, delgada, bos aguda,
atal muger, si puedes, de buen seso la muda.

En fin de las raçones fasle una pregunta:
si es muger alegre, de amor se respunta,
si afueras frías, si demanda quanto barrunta,
al ome si drise sí, atal muger te ayunta.

Atal es de servir e atal es de amar,
es muy más plasentera que otras en doñear
si tal saber podieres e la quesieres cobrar,
fas mucho por servirla en desir e en obrar;

de tus joyas fermosas cada que dar podieres,
quando dar non quesieres o quando non tovieres,
promete e manda muncho magüer non gelo dieres,
luego estará afusiada, fasta lo que quesieres.

Sírvela, non te enojes, sirviendo el amor crece;
el serviçio en el bueno nunca muere sin peresçe;
si se tarda, non se pierde, el amor nunca fallesçe,
que el grand trabajo todas las cosas vençe.

Gradésçegelo mucho lo que por ti fesiere,
póngelo en mayor de quanto ello valiere,
non le seas refertero en lo que te pediere,
nin le seas porfioso contra lo que te dixiere.

Requiere a menudo a la que bien quisieres
non ayas miedo d'ella quanto tiempo tovieres,
vergüença non te embargue quando con ella estovieres
peresoso non seas a do buena asina vieres.

Quando la muger ve al peresoso cobardo,
dise luego entre sus dientes: '¡Oy éste tomará mi dardo!'
Con muger non empereses nin te envuelvas en tabardo,
del vestido más chico sea tu ardit alardo.

Son en la grand peresa miedo e cobardía,
torpedat e vilesa, susiedat e astrosía;
por la peresa pierden muchos la mi compañía,
por peresa se pierde muger de grand valía.


<<<
ÍNDICE de la OBRA
>>>