Libros y periódicos 2

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
El Museo Universal (1869)
Libros y periódicos 2


LIBROS Y PERIODICOS.

(Continuación.)

Las obras publicadas en Inglaterra en los dos últimos meses del pasado año llegan á un cifra asombrosa, siendo los dos últimos meses los que mayor actividad acusan: baste decir, que en noviembre se publicaron 569 volúmenes, y en diciembre 534.

Ademas de los Anuarios, Almanaques, Diarios y Guias que en inmenso número salen á luz en esta época, contribuye á aumentar la suma, las infinitas ediciones que se hacen para regalos de Pascuas, especialmente del género de literatura infantil y juvenil, que es tan variada como interesante y rica, en esta nación esencialmente doméstica.

En la imposibilidad de dar una completa idea de todas las que se han puesto en circulación á fines y principios de año, diremos sólo de las que nos parezcan mas dignas de mención; advirtiendo que hoy dia en Inglaterra se buscan con afán tres clases de libros: los que tratan de materias religiosas, y no con referencia á la moral cristiana, sino á la materia teológica, á la polémica y al culto; las novelas, de que hay un gran consumo, y calculando en quinientas, por cantidad redonda, las publicadas en el año anterior, á razón de tres volúmenes cada una, puesto que no hay novelista que las haga en menos, resultan mil y quinientos tomos de pura producción de la fantasía, cosa que honra á una sociedad llamada de mercachifles y de gentes positivistas. Finalmente, los viajes, que hoy están en boga y hacen voltear las máquinas de continuo, gracias al entusiasmo que han excitado Uu Chaillu, Livingstone y los famosos viajeros Grant y Speke.

Hechas estas indicaciones y apuntamientos, comenzaremos examinando, siquiera sea al vuelo, pues de otro modo no es posible, la primera en nuestra lista, cuyo puesto creemos que corresponde á las instructivas.

Cartas sobre magia natural, del caballero David Brewster, reimpresas en casa de los acreditados editores Longman y compañía, con interesantes adiciones debidas á la pluma de Mr. Smith. Sabido es, que estas cartas dirigidas á Walter Scott tuvieron una acogida extraordinaria. En ellas se encuentra la descripción de autómatas jugadores de ajedrez muy semejantes al que hoy llama la atención del público en el Palacio de Cristal.

La señorita Sewell ha arreglado la publicación de los Cuentos de Hadas del tio Pedro para el siglo XIX, cuyo autor se ignora todavía; mas no es este libro para niños, sino una sátira sobre asuntos del dia, como la ley de divorcio, la educación obligatoria, la inspección de las escuelas por parte del gobierno y otras graves cuestiones religiosas y sociales.

Las curiosidades del pulpito y la literatura sermonaría, por el reverendo Jackson, es un libro tan curioso como instructivo, pues á mas de los notables trozos de elocuencia sagrada que contiene, trae anécdotas varias, aunque no elegidas con gran discreción, pues muchas de ellas son de carácter grotesco.

Verdaderamente inglesa por todos cuatro costados, y en especial por lo minucioso de sus observaciones es la obra de Mr. Charles L. Eastlake, intitulada: Indicaciones sobre el buen gusto en el arreglo de las casas. El autor se dirige á aquella parte del público que puede vivir en una casa de mediana categoría, aunque en muchos casos pierde de vista la condición general de sus lectores y da leyes de orden y de buen gusto en absoluto. Está clase de libros que parecerían ridículos en España, son útilísimos en Inglaterra, y obtienen gran salida, aunque se hallan máximas y consejos como los siguientes: El comedor es un aposento para comer, y no para estar en él. Las llaves pequeñas están expuestas á perderse ó confundirse unas con otras, y esto ocasiona pérdida de tiempo.

Un ensayo del reverendo Eduardo White Sobre algunos puntos secundarios de la moral, contiene buenos pensamientos y vigor y originalidad de estilo. Este sacerdote es fanático por el desarrollo de la complexión física de los fieles.

Y ya que de la complexión muscular hablamos, diremos que un sistema de Educación física completamente desarrollado, forma el asunto de un libro de reconocida utilidad, escrito por el profesor Archibaldo Maclaren, de Oxford. Reconociendo la importancia que al desarrollo muscular se da en las escuelas de Inglaterra, este libro viene á llenar una necesidad imperiosa, puesto que asienta la teoría de la educación física sobre bases racionales. Nada mas racional, por ejemplo, qué propagar un buen sistema de gimnástica, hoy que las ciudades tienden á absorber a los pueblos y convertirse en grandes centros donde se pierden las oportunidades de respirar aire libre, y se vive de noche en oficinas y salones atestados de seres humanos sin la conveniente ventilación. El autor da tanta importancia al método, que supone que una sola hora por semana basta para conseguir los mas prodigiosos resultados, siempre que se comiencen los ejercicios en edad temprana, y duren mientras continué la educación escolar y universitaria, bajo la dirección, se entiende, de un solo maestro, que aplique y ponga en práctica un curso regular de ejercicios; pues asi como, metodizados, producen grandes bienes, dejados al capricho de los discípulos son causa á veces de grandes males y perjuicios.

Otra de las publicaciones notables es sin duda El Anuario del hombre de Estado, obra que en manos de los editores Macmillan compite y aun va excediendo cada vez en mérito y utilidad al celebrado Almanaque de Gotha. El anuario es un manual tan conveniente para el hombre político como para el comerciante, y el de este año tiene mayor interés por la circunstancia de haberse aprovechado de los recientes informes de los secretarios de legación de S. M. y de los cuadros estadísticos relativos á casi todas las naciones importantes del mundo civilizado.

Las publicaciones musicales entran por mucho en el movimiento editorial de fines de año, porque las Navidades son época de observancia y de sentimiento religioso al par que de goces y expansión del ánimo. Especialmente son la época de la música sagrada, y entre las obras notables de este género merece mención preferente los Coros de Handel, para órgano arreglados por H. Smart, en la que se encuentran los mas grandiosos de este compositor insigne, elegidos de entre sus principales oratorios.

Otra obra intitulada: Himnos antiguos y modernos, ha llamado mucho la atención por el grande aumento que el editor Novello ha dado á esta colección de composiciones popularísimas en Inglaterra.

No debemos dejar de mencionar El Rubí musical, que publican los editores Metzler periódicamente y que contiene música de todos los géneros, nacional V extrangera, vocal é instrumental, antigua y moderna, sagrada y secular, combinando estas ventajas con una extraordinaria baratura.

X. X. X.