Llegó el terrible momento

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Llegó el terrible momento



LLEGO EL TERRIBLE MOMENTO

Llego el terrible momento
En que de tus bellos ojos
¡Ay! Me retiro
Llego la hora en que mis glorias
Han de darme sin recurso
Crueles martirios.

Ya no podre hacer que lleguen
Mis amores y mis quejas
A tus oídos,
Y sucederá a mis gustos
De dolorosos recelos
Un laberinto.

Continuamente a la idea
Se ofrecerán los rivales
De mi cariño,
Y gemiré temeroso
De que lleguen a quitarme
Mi único asilo.

Mil veces por tu distancia
Lamentara sin consuelo
Mi amor herido,
Como infeliz avecilla
A quien del nido robaron 
Sus tiernos hijos.

Adiós mi querido dueño,
Adiós: yo muero al impulso
De mi conflictivo;
No olvides que entre agonías
Se aparta de vuestro ojos
Tu amante fino.

Llego el terrible momento
En que pierdo sin remedio
Vuestros cariños
Llego la hora en que tus voces
Dan los últimos consuelos
Al pecho mio.

Ya expiran los dulces días
En que tus tiernos afectos
Eran mi alivio.
De ti me ausento y mis glorias
En este instante abandonan
Al pecho mio.