Lo que se oye desde una silla del Prado

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Lo que se oye desde una silla del Prado
de Pedro Antonio de Alarcón



(VERANO DE 1874)


..............................

¡Qué noche tan hermosa!

-¡Hermosísima!

-Y ¡qué calor ha hecho hoy!... Figúrese usted que esta mañana...

..............................

-Agur...

-Adiós...

-Muy buenas noches...

..............................

-Pues, sí, señor; como le iba diciendo a usted...

..............................

-¡Ja! ¡Ja! ¡Ja!

-¿Has conocido a ése? Es aquel que el año pasado...

..............................

-¡Agua, aguardiente y azucarillos! ¡Agua!

..............................

-¡Niñas! ¡Niñas! ¡Más despacio!

-Tenga usted cuidado, Arturo; ¡que nos llama mamá!

..............................

-¡Barquillero!

..............................

-¡Matilde, eres un ángel!... ¡Eres una diosa!... ¡Eres una!...

..............................

-¡Pero, ¡hombre! ¡Esa mujer es una arpía! Gustavo debía divorciarse...

..............................

-¡Ramitos y camelias! ¡La vara de nardo a dos reales! ¡Señorito, cómpreme usted una!...

..............................

-¡Allá van! ¡Ella es! ¡Aprieta el paso!... ¡Bendita sea la gracia!

-¡Aquí vienen! ¡Ellos son!... ¡Qué tontos!

..............................

-¡Caballero! ¡Que no tengo padre! ¡Una limosnita por el amor de Dios!

..............................

-¡La Correspondencia!

..............................

-Pues bien: ¡desde entonces estoy cesante!... ¡Esto no es país!

..............................

-¡Chico! ¡Chico! ¡Buen turrón! ¿Y cómo te las has compuesto?

..............................

-Es un cuadro muy bonito. Pero a mí me gusta más aquel en que Pepita Jiménez y el teólogo...

..............................

-Lo que usted oye. Murió ab intestato y me correspondió la mitad de la herencia. Yo no le había hablado nunca...

..............................

-Lo mismo creo yo. La crisis es infalible. ¡Así no podemos seguir! Cristino será ministro antes de un mes.

..............................

-Y ¿qué hiciste tú? ¿Le devolviste su carta con una bala?

-¡Le dí dos bastonazos, y en paz! No tenía él la culpa, sino ella...

..............................

-Pues dicen que los carlistas están en Guadalajara...

-¡Mejor!

-¡Lo mismo me da!... ¡Esto es horroroso!

..............................

-¡Señorita! ¡Merengues! ¡Acabaditos de hacer!...

..............................

-Adiós. Yo me voy al concierto del Retiro. Aquello estará más fresco.

..............................

-¡Oh! ¡Si yo encontrara una mujer que me comprendiese! ¡Una mujer...!

..............................

-¡Ay! ¡Si yo encontrara un hombre digno de ser amado! ¡Un hombre...!

..............................

-Hoy se cierra el juego. ¡Cómpremelo usted, señorito, que va a salir!

..............................

-Entonces me apretó la mano y expiró... Tenía veintiséis años.

-¡Pobre Adelaida!

..............................

-Pues yo los clasifico de otro modo: Frascuelo es Shakespeare, y Lagartijo es Corneille. Frascuelo representa una revolución en el arte, mientras que Lagartijo...

..............................

-¡Nada! Convénzase usted... Todas las cuestiones se resumen en una, que es la cuestión teológica. En mi concepto, la presciencia de Dios y el libre albedrío del hombre son los dos únicos puntos que hay que dilucidar al discurrir sobre la pena de muerte.

..............................

-¡De manera que el traje completo te ha venido a costar unos seis mil reales! Para estar hecho en París, no es caro...

..............................

-¿Y cree usted que pronto habrá elecciones?

-No sé. Pero los distritos hay que cultivarlos sin cesar. Si logro que me quiten el estanquero de...

..............................

-¡Señora, que tengo tres hijos, y soy viuda, y estoy enferma!...

-¡Jesús, qué mendigos éstos! ¡No la dejan a una pasear! ¡Perdone usted por Dios, hermana! Dios la ampare.

-Mamá, llévanos al café Suizo...

-Todavía es muy temprano. Luego iremos...

..............................

-Está usted equivocado. Donde reside el alma es debajo de la dura mater, al principio del cerebelo. Drelincour dice...

..............................

-¡Mañana sale, jugadores! ¡El 8.250! ¡El premio de 60.000 duros!

..............................

-Pero, Manuel: ¿cómo duda usted de mí? ¿Me cree usted capaz...?

..............................

-Pues sí, chico: al poco tiempo supe que amaba a otro...

..............................

-Oye... ¡Pero no te acerques mucho!...

-¿Qué? ¡Habla!... ¡Habla, bien mío!

-Mañana sigue la novena. ¡Que no faltes!...

-¡Bendita seas!

..............................

-¿Yo?... Veinte cuartos. ¿Y tú, cuánto tienes?

-¿Yo?... Una pesetilla...

Entonces podemos ir. ¡Verás qué mujer y qué manera de bailar el can-can!

..............................

-¿Y nuestras pérdidas?

-Nuestras pérdidas han sido insignificantes: veinte muertos y un contuso. Los carlistas, en cambio, han tenido más de mil bajas y... tres prisioneros...

..............................

-¿Y de qué es el aderezo?

-De perlas. Me ha costado un dineral. ¡Oh! Es una mujer encantadora. Mañana cenamos juntos.

..............................

-Igual me pasa a mí con este reuma de todos los diablos. Estoy peor que antes de ir a Archena.

..............................

-¿De modo que se casaron anoche?

-Anoche mismo.

..............................

-¡Qué barbaridad! ¡Jugar un dos a la derecha contra un cinco! Es una carta que no se da nunca.

..............................

-¡Mañana, a las seis, en el baño de la Elefanta! Mi doncella se quedará atrás...

..............................

-Según eso, ahora está amaneciendo en la Habana, y son las once del día en la Nueva Zembla.

-Justamente, hijo mío.

-Dime, papá: ¿y creen los moros que todos los cristianos vamos al infierno?

-Te diré...

..............................

-Mañana, a las ocho, en la iglesia de San Sebastián... Capilla de la Virgen. -Pero ten cuidado, pues mi cochero empieza a escamarse...

..............................

-¿Y nada más que por eso se ha suicidado? ¡Qué animal! ¡Habiendo tantas Clotildes en el mundo!

..............................

-Señores: los derechos individuales son anteriores y superiores a la ley escrita. El derecho es inmanente y consubstancial de...

..............................

-¿Quién es ése?

-Ruiz el peluquero.

..............................

-¡Fósforos y cerillas!

..............................

-La verdadera felicidad consiste para mí en oír una buena ópera. La música es el arte por excelencia, por lo mismo que no expresa nada terminante.

..............................

-¡Señor, que me falta un ochavo para una rosca!

..............................

-Tranquilícese usted. Nuestro negocio es segurísimo. El trigo no puede menos de subir este año a noventa reales. Vendemos entonces las diez mil fanegas y compramos cebada...

..............................

-¡Oh! ¡Pues lo que es usted se conserva perfectamente! ¡Parece hermana de sus hijas!... ¿Se acuerda usted de Valencia?

-¿No me he de acordar? ¡Qué mundo éste, D. Francisco!

..............................

-¡Nada! No puedo pagarle a usted... Ejecúteme si quiere. Cargue usted con mi mujer y con mi suegra...

..............................

-¡Hombre! Extranjero por extranjero, prefiero un rey alemán. ¡Ahora la cuestión es que quiera venir! En cuanto a Inglaterra...

..............................

-¡Partís de un error! El cólera morbo existía ya en tiempo de los Faraones... Cuando yo haga el grado de licenciado, escribiré una Memoria...

..............................

-Eduardo, ¡mire usted qué hermosa sale la luna!

..............................

-¡Oh, sí, los radicales tienen la culpa de todo!

..............................

-¡Más hermosa es usted, Condesa!...

..............................

-Pues, en ese caso, tendrá que marcharse como D. Amadeo.

..............................

-A mí me robaron los cantonales...

..............................

-¡Oh! ¡Yo te adoro! ¡Yo te idolatro!

-¡Calla! ¡Que te oyen!...

..............................

-Y a mí me han robado los carlistas...

..............................

-El cólera fue una de las siete plagas de Egipto...

..............................

-¡Eso... lo veremos! Si tu padre se opone, te depositaré judicialmente.

..............................

-¡Pobre muchacho! ¡Haberle tocado la quinta! ¡Un pintor tan bueno!

..............................

-Yo lo compré a 48, y hoy ha quedado a II.

-Pues yo lo he comprado hoy a II. ¡Veremos lo que el tiempo da de sí!

..............................

¡Hemos roto las sillas, los espejos, todo! En fin, nos hemos divertido mucho.

..............................

-Mañana predicará en el Carmen. ¡Ya verá usted! Es un verdadero apóstol.

..............................

-¡Pobre Enrique mío! ¿Quién había de decirme que se moriría antes que yo? Crea usted que, si he vuelto a casarme, ha sido solamente...

..............................

-Eso va en gustos. Yo prefiero el melón valenciano a la piña de América. La piña tiene demasiada fibra lechosa.

..............................

-¡Pura superstición! ¡El espiritismo es la ciencia de las ciencias y la religión de las religiones!

..............................

-Pero, hombre..., ¿dice usted que se ha vuelto loco? ¡Parece imposible! Él fue siempre tonto de remate.

-¡Ahí verá usted!

..............................

-Señores..., ¡al tiempo!

-¡Pues yo le repito a usted que el príncipe Alfonso es la fórmula del porvenir!

-¿Y qué tal lo pasan ustedes en La Granja?

-¡Oh! ¡Allí se vive admirablemente! ¡Con tal que los carlistas no vayan a darnos un susto!...

..............................

-¡El Cencerro! ¡El Cencerro!

..............................

-Vuelvo a aconsejarle a usted que se suscriba. Es un periódico de primer orden.

-¿Y cómo dice usted que se titula?

-La Ilustración Española y Americana.

-¡Ah! Sí, he oído hablar de ella en casa del tío.

..............................

-¿Vámonos?

-Vámonos, que principia a sentirse mucha humedad.

..............................

-Hasta mañana,

..............................

-Adiós...

..............................

-Hasta mañana, Antonio...

-Pepita, hasta mañana.

-¡Niñas, niñas! ¡Más despacio!

..............................

-Buenas noches.

-¡Agur!

-¡La Correspondencia!