Los hijos del tío Tronera: Escena VII

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Escena IV

MANUEL, luego MECO


MANUEL: ¡Acabemos! Si Inesiya
quié recogerse a mi amparo,
sargo esta noche, y no paro
jasta llegar a Seviya.
Ayí naide me conose,
y ayí junto a mi morena,
pasando vía serena,
¿qué guapo es er que me tose?
Ya pasaron los enojos,
¡Inés! Ya quieren los sielos
que güerba a mira sin selos
er resplandó de tus ojos.
¡Bendita! Si tú me quieres
con este amor y esta fe,
¡envidia de hombres seré,
como tú de las mujeres!
Por ti jaré yo proesas,
y esclavo de tu deseo,
pondré a tus pies por trofeo...
toitico, menos riquesas.
 
MECO: ¿Es Manué?

MANUEL: ¡Meco! Creí
que no vinieras. ¿Está
too listo?

MECO: Too está ya.

MANUEL: ¿Ensiyaste er potro?

MECO: Sí;
ya espera.

MANUEL: Pus al avío.

MECO: ¿Sabe ya Inés?...

MANUEL: ¿A qué asunto?
 
MECO: Pus hay que avisarla ar punto.

MANUEL: Aquí vive er dueño mío.

MECO: ¿Si estará durmiendo?

MANUEL: Too
está serrao.

MECO: Es verdá.

MANUEL: ¿Cómo se ispertará,
Meco?

MECO: No sé.

MANUEL: Busca un moo.

MECO: ¿Es pesáa durmiendo?

MANUEL: Un tronco.

MECO: Entonses...

MANUEL: ¡Ay prenda hermosa!
Cantémosle arguna cosa.
 
MECO: Jaslo tú, que yo estoy ronco.
 
MANUEL: (canta)
Despierta durse embeleso
y no me ejes pená,
que estoy en tus ojos preso,
y tú, tirana, por eso
te me jases de rogá.
 
MANUEL: No se mueve.

MECO: En eso estoy.

MANUEL: ¡Cómo duerme la crué,
y yo...!

MECO: ¡No te enfaes, Manué!
Vaya otra tonáa.
 
MANUEL: Ayá voy.

(canta): Despierta, rosa temprana,
y asómate a ese barcón,
que tu hermosura engalana:
no espeases, tirana,
este probe corasón.
(Se asoma Inés a la ventana.)

MANUEL: Ya jabrió.

INÉS: ¿Manué?

MANUEL: ¡Bien mío!

INÉS: ¿Tú a estas horas por aquí?

MANUEL: Tengo que hablarte.

INÉS: ¡Ay de mí!
¿Y si lo siente mi tío?

MANUEL:¡Sal juera, que es lo mejor!

INÉS: ¡Pero si lo ven...! ¡Tan tarde...!

MANUEL: Inés, náa te acobarde
si en argo estimas mi amor.

INÉS: Lo haré, porque no me igas.
(Entra y cierra la ventana.)

MANUEL: Meco, estás aquí de más:
vete.

MECO: Tú me avisarás... (Vase.)

MANUEL: Ya sesaron mis fatigas.