Los hijos del tío Tronera: Escena XI

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

 Escena XI
Los hijos del tío Tronera Antonio García Gutiérrez


INESILLA, el tío BARTOLO y un alguacil con linterna



BARTOLO: Too va güeno.

INESILLA: (¿Güeno? La cosa anda mal.)

BARTOLO: Al calaboso con eyos,
y que pongan de guardián
al Tremendo y sus lebreles.
Déme esa linterna acá. (Vase el alguacil.)

INESILLA: (Cayó Manué po lo visto.)

BARTOLO: Inés.

INESILLA: (Lo voy a engañar.)
Güeñas noches, tío Bartolo.
 
BARTOLO: Preso Manoliyo está: ¿lo sabes?

INESILLA: Bien meresío.

BARTOLO: No se gorberá a escapá...

INESILLA:¿Y será osté tan endino,
que a un probé, sin más ni más,
vaya a perder?

BARTOLO: No me ruegues.
Estoy jecho un arquitrán.

INESILLA: Y ¿por qué?

BARTOLO: Cuando tú sabes
que te tengo boluntá, ¿eso preguntas?

INESILLA: Osté
quiere a ese muchacho mal.

BARTOLO: Porque le tienes tú amor.

INESILLA: Eso se ha acabao ya.

BARTOLO: Me engañas.

INESILLA: No, tío Bartolo:
le jablo a osté la verdá:
¡er jenio é Manoliyo
no me puée acomoar!
Er siempre anda en guerra,
y yo soy amiga é la pá.

BARTOLO: ¿Y puéo tener esperansa
de que ar cabo me querrás?

INESILLA: Tío Bartolo...

BARTOLO: Jabla.

INESILLA: ¡En eso
no hay nenguna ificurtá!
Pero mire osté: aunque yo
no quiera a Manué, están
mu calientes las senisas
pa mirarlo así pená.
Suértele osté.

BARTOLO: Yo no pueo.

INESILLA: Pus no hemos jablao náa.

BARTOLO: Inesiya, tú me pierdes.

INESILLA: Yo jago por osté más.

BARTOLO: En fin, si tú me prometes...

INESILLA: (¡Te clavas; probé chaval!)
Le quiero a osté con fatigas.

BARTOLO: ¡Inesiya!

INESILLA: Con afán.

BARTOLO: Pus ve a esirle que sarga,
y que no esté en el lugar
tres minutos, porque entonses...

INESILLA: Al punto se najará.

BARTOLO: Mira que estoy oserbando,
y si hayo arguna señal
de que me engañas, no güerbe
Manoliyo a comer pan.

INESILLA: ¿Me tiene osté por tan farsa?

BARTOLO: Esto es arvertir no más.

INESILLA: (Ya le libré del presiyo,
y es esto lo prensipal.) (Vanse los dos.)

(Cárcel de la villa con dos bancos, uno a cada lado. En uno está sentado Manuel y en el otro acostada la tía Curra.)


<<<
>>>