Los jaimistas dicen que este año será histórico (1923)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

 En varios periódicos se han publicado unas declaraciones de cierta personalidad jaimista, cuyo nombre se omite, que creemos necesario publicar para conocimiento de nuestros lectores.

 «Los acontecimientos se precipitan. La obra disolvente y anárquica de los gobernantes nos facilita el camino, y no es un sueño vaticinar para un plazo próximo el triunfo de la causa jaimista. Indudablemente el estado social de Barcelona nos favorece y hace aumentar el numero de ciudadanos para quienes pasamos a la categoría de deseados. Pero en nuestro activo figura esta partida como cantidad de muy pocos guarismos. No podemos olvidar las lecciones de la experiencia que nos presenta en Barcelona excesivamente prudentes y muy sensibles, buscándonos siempre en sus tribulacioles; pero, asaz olvidadiza, no agradece los sacrificios y la tranquilidad que mediante nosotros ha conseguido. Rotundamente afirmo que las organizaciones del partido no han intervenido en la actual y sangrienta lucha social. Amantes del orden y defensores de los principios fundamentales de toda sociedad cristiana, lamentamos y protestamos contra la apatía, ignorancia y malicia de unos gobernantes incapacitados, a quienes hacemos responsables de las tristezas de Barcelona. Indudablemente, nuestros obreros, individualmente, se han declarado desde un principio enemigos irreconciliables del Sindicato único y han ingresado en las filas del libre: pero nuestra organización es más fuerte de lo que la gente cree, han estado y siguen estando acuarteladas en espera de órdenes superiores. Lanzarnos a la acción directa, permitir que pierdan la vida mis queridos correligionarios con el fin único de tranquilizar la ciudad y con ellos afianzar un régimen que detestamos, no lo hacemos. ¿Lo merece Barcelona? Barcelona sólo se acuerda de nosotros y nos desea en los momentos de tribulación. Se parece al enfermo que toma con avidez la cucharada reglamentaria de medicina, y una vez sanado, sólo recuerda del medicamento su sabor amargo. Puedo afirmar que si Barcelona reacciona y está dispuesta a buscar la paz y tranquilidad que necesita, y está dispuesta a salir de su letargo, nos encontrará en la vanguardia y la salvaremos. Con menos de la mitad de nuestros organizados requetés nos basta para salir airosos de la empresa; pero estos requetés no saldrán de su acuartelamiento si al barrer las inmundicias de Barcelona no cuentan con el apoyo de los ciudadanos honrados para limpiar las basuras. Al lado del problema terrorista de Barcelona, existe la cuestión de Marruecos. Gobiernan unos desgraciados concentrados, hay por medio unas responsabilidades y alientan el separatismo. Este total, sumado a nuestras organizaciones, y el esfuerzo de los leales, ha de darnos el triunfo. Nada de guerras civiles. La Historia es maestra de la vida. En el siglo XX los cambios de régimen se resuelven en unas horas. Estén convencidos de que el año 1923 será en España un año histórico.»

 

Fuente[editar]

Cfr. El Sol (8 de julio de 1923): «Los requetés - Los proyectos del partido de D. Jaime». Página 3.