Manifiesto de Alcalá

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Las asociaciones culturales, partidos políticos, colectivos y personas firmantes de éste manifiesto, pertenecientes a distintas ideologías, clases y procedencias, pero inequívocamente castellanos y amantes de Castilla, desean exponer las siguientes consideraciones:

1- Castilla es un pueblo con identidad propia, avalada por una historia y una cultura milenaria, con un idioma propio, el castellano y con unas peculiaridades sociales específicas, las cuales necesitan el reconocimiento legal dentro del marco cultural y político del Estado español. Castilla exige ya este reconocimiento de su identidad, paso fundamental para la recuperación de su unidad territorial.

2- Es ineludible también concienciar a las instituciones para la defensa y difusión del patrimonio artístico, paisajístico y ambiental. De capital importancia es la recuperación y asimilación de todos los referentes culturales del pasado y del presente. Castilla posee una personalidad cultural propia y una historia y unas manifestaciones artísticas, literarias y humanísticas especificas.

3- Llegó el momento –Ahora Castilla- de la aceptación político-cultural de Castilla como una necesidad para la correcta estructuración y vertebración del Estado, reclamando la integración por derecho propio en la construcción de un proyecto común que nos haga más libres, progresistas, fecundos y solidarios en armonía con el resto de los pueblos de España.

4- Las instituciones de las diferentes Comunidades Autónomas castellanas deben buscar los mecanismos de coordinación y cooperación necesarios par abordar los problemas económicos, sociales y culturales de sus territorios. En este sentido, deben incidir en potenciar y fomentar las señas de identidad inequívocamente castellanas. Para ello, como punto de partida, es preciso reactivar el “Consejo de Comunidades Castellanas”, organismo actualmente inoperante, creado por los Presidentes autonómicos de Madrid, Castilla y León y Castilla-La Mancha, siendo imprescindible la incorporación de las Comunidades de La Rioja y Cantabria a este proceso, así como la de otros territorios históricamente castellanos.

5- Castilla necesita descubrir su ser y su razón como Comunidad histórica, promover la unidad de todos sus territorios y delimitación de los mismos. Muchas de las comarcas castellanas están divididas por la arbitraria y aún vigente demarcación provincial constituida en 1833. Los poderes públicos castellanos no deben renunciar a la potenciación y adecuación de dichas unidades naturales de vida comunitaria, tendiendo a la comarcalización, así como a sus antiguas instituciones administrativas de base democrática: ( Concejo abierto, Merindades, Comunidades de ciudad o villa y tierra…).

6- Es preciso que los medios de comunicación conozcan y den a conocer la problemática de Castilla y el peligro que tiene de desaparición. La pérdida de Castilla supondría una merma para el futuro de un proyecto común del conjunto de los pueblos de España ante la reforma de los Estatutos de Autonomía y la probable reforma constitucional. Por esto, cuando hoy se vuelve a debatir sobre la organización territorial del Estado y de las relaciones entre este y las Comunidades Autónomas, donde se empieza a hablar en un futuro en clave federal, es hora de que los castellanos de todo nuestro desmembrado territorio hagamos una reflexión seria que no hicimos hace ya veinticinco años: adonde vamos y hacia donde se encamina nuestra tierra.

7- Desde la Plataforma Ahora Castilla abogamos por la libertad de ideas y expresiones de cada movimiento castellanista y que cada territorio castellano se identifique merced a un debate permanente en la sociedad castellana creando la inquietud de que Castilla existe y tiene que encontrarse a sí misma y ocupar su lugar.

8- Madrid no puede quedar aislado cultural e históricamente del resto de Castilla. su diversidad no puede ser óbice para defender su pertenencia a un tronco común castellano. Madrid no solamente es una convergencia de culturas, sino que también y por encima de todo “Madrid es Castilla”

9- La relación de quienes integraren la Plataforma, a modo de mesa, para la recuperación nacional castellana, se basa en la confianza y el respeto mutuo, teniendo en consideración la pluralidad de sus distintos y diversos integrantes y la autonomía en las decisiones conforme a sus principios. Esencial es la cooperación, la unidad y el acuerdo por máximo consenso, para conseguir dirigir, orientar y reformar lo que no nos gusta y avanzar hacia la sociedad castellana del futuro.

10- En definitiva, -Ahora Castilla- surge como una iniciativa ciudadana de amplio espectro que pretende potenciar la autoestima del pueblo castellano y que Castilla no siga perdiendo peso especifico en el Estado español y en Europa, económica, política y culturalmente. Por otro lado, que su articulación territorial permita encaminarnos hacia una gestión optimizada de los recursos que nos lleve a un desarrollo racional, equilibrado y sostenible. Los abajo firmantes, como representantes de Asociaciones, Partidos Políticos o personas a título individual, suscriben el nacimiento de la Plataforma Ahora Castilla, a la cual se podrán adherir en un futuro otras entidades o personas –de carácter democrático- que defiendan la unidad de Castilla.

En Alcalá de Henares, Castilla, a 28 de Enero de 2.006.