Manual de Biografía: Esteban Paluzié y Cantalozella

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Manual de Biografía y de bibliografía de los escritores españoles del siglo XIX - Tomo II


PALUZIÉ Y CANTALOZELLA (D. ESTEBAN),

ARQUEÓLOGO.


Nació en Olot, provincia de Gerona, en 6 de enero de 1806. Sus padres, comerciantes establecidos en Valencia, le educaron en esta ciudad, donde aprendió las primeras letras. En 1820 regresó á Olot y tomó las armas en defensa de la Constitución, no dejándolas hasta haber capitulado en Tarragona. Jóven y entusiasta por el gobierno representativo, se distinguió entoncos Paluzié hablando en favor suyo en público on las tertulias de Buñol, Gerona y Barcelona. Se trasladó á su casa on Olot, después de haber capitulado con sus compañeros en Tarragona , y estuvo ocupado en una fábrica de tejidos de medias, hasta que en setiembre de 1823 fué preso y conducido á Barcelona, donde la Comisión militar, suponiéndole autor de un anónimo, que no llegó á justificar fuera suyo, le condenó á diez años de presidio. La Real Audiencia le puso en libertad, castigando al acusador de Paluzié.

Durante su prisión se consagró al cultivo de las letras, aprendiendo con algunos de sus compañeros que se distinguían por su ilustración y patriotismo. Las relaciones con estos y su reputación de liberal le valieron en 1827 una ardiente persecución por parte del Conde de España, de la que se evadió trasladándose al pueblo de Barbará, donde se dedicó á la enseñanza de niños. En 1829, instado por algunos amigos abrió escuela en el pueblo de Sabadell, pero fué perseguido por carecer del título necesario. Pronto le obtuvo, siendo examinado en Valencia, en cuya ciudad estableció una casa de educación, primer ensayo que le produjo buen éxito, animándole á fundar un colegio de primera y segunda enseñanza en San Felipe de Játiva. A consecuencia del cólera en 1833 hubo de trastadarse de nuevo á Valencia, donde por sus principios liberales y haber pertenecido á la junta gubernativa fue embarcado para Filipinas en 1835, siendo poco después puesto en libertad por la Milicia nacional de Cádiz al dirigirse al lugar de su destino. Muchos desengaños le decidieron en 184O á abandonar la política, de que había sido una victima, y ya en 1840 se dedicó en Barcelona al estudio, aprovechando las horas que le dejaba libre la dirección de un colegio que había abierto en aquella ciudad. Entonces se dedicó á formar la colección lapidaria que posee hoy la Escuela diplomatica, y por la que presentada en la Exposición de Barcelona de 1844 mereció oír de los augustos labios de S. M. estas honoríficas palabras: cuanto pidas tienes concedido.

En el mismo año tomó el grado de bachiller en filosofía y siguió trabajando con entusiasmo en la conclusión de la paleografía española, consiguiendo después de treinta meses de continuas vigilias autografiarla por sí mismo. Dedicada á S. M. esta importante obra solo se dieron al Sr. Paluzié las gracias de Real órden, mas no por eso se desalentó en sus tareas, continuando el lapidario hasta su conclusión, que tuvo lugar en 1857, y regalando entonces á la Escuela diplomática esta notable colección compuesta de mas de cien cuadros copiados al óleo de ocho cuartas de longitud por seis de latitud, y en que se contienen los facsímiles de mas de 500 lápidas hebreas, griegas, romanas, árabes y cristianas con otra multitud de preciosidades y manuscritos existentes en España y trasladados de mayor á menor. Este acto de generoso desprendimiento valió tambien al Sr. Paluzié las gracias de parte de S. M., quien mandó además que se le propusiera para la cruz de Carlos III, propuesta que no ha hecho todavía el ministerio. Nombrósele sin embargo inspector de antigüedades de los reinos de Valencia, Aragón, Islas Baleares y provincias de Cataluña, destino gratuito y honorífico que sirve con particular complacencia, visitando á sus expensas todas las antigüedades de que tiene noticia. Con este motivo ha hecho tres viajes á Ampurias, trabajando muchos días consecutivos tendido por el suelo con el objeto de sacar el facsímile del mosáico más rico que se conoce, y el cual es de tanto interés para la historia griega antigua, la pintura y el dibujo, como que el cuadro que representa excede en composición, expresión y filosofía á cuanto pueda presentarse de las obras maestras.

Estos trabajos han sido recompensados de una manera muy parca á nuestro autor. Como recuerdo de su vida política se halla declarado benemérito de la patria por Cortes. Sus trabajos arqueológicos han sido recompensados con los títulos de individuo correspondiente de la Real Academia de la Historia, voral de la Asociación Pontuense de Barcelona y socio del Círculo Alemán.

Como escritor es conocido, además de por sus numerosas producciones, por haber redactado y autografiado el periódico que bajo el título de la Juventud se publicaba en Barcelona todos los domingos. También fue fundador y redactor por espacio de tres ó cuatro años del periódico político el Barcelonés.

Son sus principales obras:

Paleografía española. Autogratiada. Fol. mayor.

Escritura y lenguaje de España. Autografiada. Comprende 200 caracteres de las letras usadas en nuestra lengua.

Guia del Artesano.

Arte epistolar.

Taquigrafía.

Historias morales en taquigrafía.

Sistema decimal y métrico.

Lecciones prácticas de elocuencia castellana. Un tomo en 8º.

Guía de la virtud. Un tomo.

Cuentos morales para niños. Un tomo.

Lecciones prácticas de gramática castellana.

Elementos de geografía con seis mapas. Un tomo en 8°. Otra edición con 45 mapas y 38 viñetas.

Treinta lecciones de aritmética. Un tomo.

Elementos de geometría.

Batiburrillo. Obrita para corregir á los niños.

Tratado de urbanidad.

Lecciones progresivas para aprender á leer.

Metusko ó los Polacos. Traduccion del francés.