Manual de Biografía: Gertrudis Gómez de Avellaneda

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Manual de Biografía y de bibliografía de los escritores españoles del siglo XIX - Tomo I


Avellaneda (Doña Gertrudis Gomez de),

Poetisa

Nació en la ciudad de Puerto Príncipe (isla de Cuba), á últimos de 1816. Pasó en su patria los primeros años de su vida, distinguiéndose ya por su aflición á las letras y componiendo poesías y aun dramas que quemaba después. A su salida de Cuba compuso un excelente soneto, que ha sido calificado por D. Juan Nicasio Gallego como uno de los mejores de la lengua castellana.

Despues de haber residido en Francia algún tiempo vino á España con su familia, permaneciendo en la Coruña, Santiago y Pontevedra, y aun haciendo una excursión al vecino reino de Portugal, con cuyo motivo visitó la hermosa corte de Lisboa. La Andalucía, á donde se trasladó despues, sintió renacer su antiguo amor hácia la poesía, y varios periódicos de Cádiz y Sevilla publicaron composiciones suyas bajo el conocido pseudónimo de la Peregrina.

En 1840 se puso en escena su primer drama titulado Leoncia en el teatro de Sevilla. El buen éxito que tuvo esta producción valió á su autor el título de primera consiliaria del Liceo de aquella capital.

En el mismo año se estableció en Madrid, publicando algunos meses después su novela Sab. Tambien dió á luz por entonces su primer tomo de poesías, apareciendo sin interrupción otros trabajos que por su órden enumeramos al fin de este artículo.

Abierto un certámen por el Liceo artístico el año de 1845, resultaron premiadas dos composiciones pertenecientes ambas á nuestra autora, por lo que aquella corporación además de los premios designados la regaló una corona de laurel de oro. En 1846 contrajo matrimonio la Sra. Avellaneda con el jefe político de Madrid D. Pedro Sabater, pero la inesperada muerte de su esposo la hundió muy en breve en las mas honda amargura. Se retiró entonces al convento de Loreto, donde escribió un Devocionario y algunas poesías religiosas. A su regreso en 1849 se representó en el Teatro español su drama bíblico Saul, que mereció al público la mejor acogida. A este siguieron otras producciones, siendo el último que se ha puesto en escena el titulado Baltasar, drama bíblico que alcanzó un éxito extraordinario en el teatro de Variedades por espacio de cincuenta representaciones consecutivas.

Casada en segundas nupcias con el coronel y diputado Cortes D. Domingo Verdugo, con motivo de la representación del citado drama, este sujeto fué herido gravemente por otro. Madrid entero manifestó entonces la simpatía que le animaba hacia la eminente poetisa que estaba haciendo su admiración y sus delicias, y por cierto que en medio de sus desgracias debió quedar satisfecha por los sentimientos que excitaba su nombre. Restablecido su esposo ha hecho diferentes viajes, siendo escasas las producciones que desde entonces nos ha dado su pluma.

Son los escritos de la Sra. Avellaneda los siguientes:

Leoncia. Drama.
Sab. Novela.
Espatolino. Id. De esta se han hecho varias ediciones.
La Baronesa de Joux. Id.
Dolores.
Guatimozin. Id.
Alfonso Munio. Tragedia en 5 actos.
El Príncipe de Viana.. Drama.
Egilona. Id.
Saul. Id.
La Velada del Helecho. Novela.
Recaredo. Drama en 3 actos.
La Verdad vence apariencias. Id. en dos.
Errores del corazón. Id. en tres.
El Donativo del diablo.
La hija de las flores.
La sonámbula.
La aventurera.
Simpatía y antipatía. Comedia.
La hija del Rey René. Drama en un acto.
Los tres amores. Drama en 3 actos.
Baltasar. Drama oriental en 4 actos.


Además de los anteriores trabajos, la Sra. Avellaneda ha corregido su primer tomo de poesías y publicado otro nuevo en 1850; ambos van precedidos de un prólogo de D. Juan Nicasio Gallego, que siempre sintió el mas vivo entusiasmo por esta autora. Su pluma incansable ha escrito otra multitud de artículos, poesías y novelas que se hallan esparcidos en diferentes periódicos y de los que seria muy largo dar cuenta, contentándonos con citar la Loa que escribió con motivo del nacimiento de la Princesa de Asturias y su composición en la Corona fúnebre de Quintana.