Manual de Biografía: Mariano La Gasca

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Manual de Biografía y de bibliografía de los escritores españoles del siglo XIX - Tomo II


LA GASCA (D. MARIANO),

CÉLEBRE BOTÁNICO.


En la villa de Encinacorba, correspondiente al antiguo reino de Aragon, nació este sabio naturalista el año de 1776. Destinábanle sus padres, propietarios de dicha villa, á la carrera eclesiástica; pero La Gasca, cuando ya habia estudiado las humanidades y filosofía, se decidió á seguir la carrera de medicina, tan conforme con su inclinacion á las ciencias naturales y en particular á la botánica.

Estudió en Zaragoza y en la universidad de Valencia algunos años de medicina y vino á Madrid, en donde le protegió mucho el médico Soldevilla, relacionándole con el insigne Cavanilles, quien quedó prendado de nuestro autor, tan luego como hubo examinado el numeroso herbario que traia y habia formado en sus diferentes excursiones. Nombrado Cavanilles director del Jardin Botánico, obtuvo del gobierno una modesta pension para La Gasca, que al poco tiempo sustituia ya en la cátedra á su protector, y le ayudaba en la confeccion de sus obras.

Dióse á La Gasca en 1803 la comision de viajar por la península para recoger los datos necesarios á la formacion de la Flora española, y en su primer viaje por Leon y Asturias halló el liquen islándico que desde entonces no ha habido necesidad de importar del extranjero.

Al verificarse la guerra de la Independencia se encontraba La Gasca de profesor de botánica médica : rehusó entonces ofertas del gobierno intruso, y se fugó al ejército, sirviendo en este como médico, sin olvidar en medio de sus fatigas la rica coleccion de plantas que ya habia acrecentado considerablemente. Restituido á Madrid fué nombrado director del Jardin Botánico, continuando al propio tiempo en la enseñanza. Desempeñó las importantes comisiones que le fueron encomendadas por el gobierno, trabajó incansablemente en las publicaciones que mencionamos al fin de este artículo, se relacionó con los sabios naturalistas de su tiempo y fué admitido en muchas corporaciones científicas, dispensándole tambien sus paisanos el honor de elegirle diputado á Cortes. Este último cargo fue tambien para La Gasca el origen de grandes calamidades, viéndose obligado en 1823 á abandonar su patria por la que tanto habia trabajado, y lo que mayor pena le causó el ver arrebatados en Sevilla (cuando se dirigia con el gobierno á Cádiz) por un populacho ignorante todos sus manuscritos y un numeroso herbario. El Doctor Don Miguel Colmeiro en la bien escrita biografía científica de este autor dice que: «la importancia de esta pérdida y el efecto que produciria en La Gasca puede calcularse, sabiendo que no fué exceptuado de ella mucho de lo relativo á la Flora española.» «Sevilla, decia el mismo La Gasca despues que el tiempo hubo aplacado su pesar, es el sepulcro de varias producciones útiles de ciencias naturales. Allí perdió Clemente el resultado de su viaje por la Serrania de Ronda, y de sus observaciones hechas en el reino de Sevilla en 1807, 1808 y 1809; allí perdió tambien ricas colecciones, acopiadas entre las balas de los patriotas, el ilustre baron Bory de Saint-Vincent, coronel del ejército francés; allí se sepultaron para siempre lo mas selecto de mi herbario y biblioteca, y lo que es mas, todos mis manuscritos, fruto de treinta años de observaciones, á excepcion de lo concerniente á la Ceres española, que todo íntegro quedó en poder de Clemente.» Emigrado en Londres se captó las distinciones de los sabios botánicos y emprendió allí algunos trabajos. Con el fin de mejorar su salud en un clima benigno, pasó á Jersey, hasta que en 1834 se le abrieron las puertas de la patria, siéndole encomendada de nuevo la direccion del Jardin Botánico de Madrid. El gobierno recompensó su mérito y su celo concediéndole algunos honores que disfrutó poco tiempo, pues falleció en Barcelona, á donde habia ido á buscar alivio á sus padecimientos, en el mes de junio de 1839. «El nombre de La Gasca, dice el Sr. Colmeiro, está mil veces repetido en las obras de Botánica, y particularmente en las descriptivas publicadas durante este siglo en toda Europa, porque no solo contribuyó La Gasca á los adelantos de la ciencia con sus escritos, sino tambien con sus comunicaciones epistolares, deseadas por los botánicos de primera nota, que publicaron en su nombre las noticias suministradas. Donde quiera que se rinde culto á la botánica es oido por esta razon con mucho respeto el nombre de La Gasca.

Escribió entre otros trabajos los siguientes:

Amenidades naturales de las Españas.

Elenchus plantarum quæ in Horto Regio Botanico Matritensi colebantur anno MDCCCXV.

Noticia del descubrimiento del liquen islándico en el puerto de Pajares.

Memoria sobre las plantas barrilleras de España.

Flora española.

Ceres española.

Noticia de la vida literaria de D. José Antonio Cavanilles.

Materiales para la noticia histórica de Gabriel Alonso de Herrera.

Lista de plantas útiles para los prados.

Descripcion de algunas plantas del Jardin Botánico de Madrid, con D. José Demetrio Rodriguez.