Mis cuatro madrinas

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

MIS CUATRO MADRINAS


L

A única hermana de mi padre, un día

que fué de contento para la familia,
su nombre me impuso, jurando en la pila
que yo del rebaño de Cristo sería.
Con vestidos blancos de encajes y cintas
me adornó el cariño de aquella madrina.

Más tarde, juguetes y mil cosas lindas
gracias a los mimos tuve de Rosita,

la que a confirmarme en la fe divina
me llevó una fiesta de la Pura y Limpia.


Hoy, con sólo verme, la gente adivina
que pródiga en dones que el tiempo no quita
tengo en la Desgracia celosa madrina.
Por esta constante compañera mía
mi planta conoce todas las espinas.


Y por todas partes, con Desgracia en riña,
a mi encuentro viene mi cuarta madrina.
Bondad es su nombre; mil almas amigas
me alcanzan los dones con que ella me mima.


De Bondad los dones son rosas suavísimas
que a tus pies deshojo, madre Poesía.