No espanta al sabio ni ha de ser temida

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

No espanta al sabio, ni ha de ser temida
de Lope de Vega


Soneto XCIX
   No espanta al sabio, ni ha de ser temida 
la muerte que amenazan varios casos,
y por la brevedad de nuestros pasos
no puede estar muy lejos de la vida.
   El sueño es una muerte, aunque fingida,
que tiene como el sol tantos ocasos;
de tierra son nuestros mortales vasos:
con poco golpe quedará rompida.
   La vida fue muy justo que estuviese
en esta suspensión, porque en concierto
el temor de la muerte nos pusiese.
   Por eso hizo nos Dios su fin incierto
para que mientras más incierto fuese,
más cerca nos parezca de ser cierto.