Observaciones sobre la familia natural de las plantas Aparasoladas. (Umbelliferæ): 14

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 14 de 43
Observaciones sobre la familia natural de las plantas Aparasoladas. (Umbelliferæ) Mariano Lagasca


en la 3ª., que en mi concepto es mucho mas afine al Mullinum que á ningun otro género ; pero que tal vez será el principio de una tribu particular, por tener su pericarpio con nueve costillas, y no con solas cinco, como el Drusa y lemas afines. El Hasselquistia y Tordylium (mal divididos) con fruto completamente comprimido por el dorso, ninguna afinidad tienen con los restantes géneros de la tribu 5ª. en que se hallan colocados ; y creo que el Thyselinum puesto en la misma no ocupa el lugar que le corresponde. Otro tanto debe decirse respecto del Cuminum, cuyo fruto tiene nueve costillas ó siete por aborto de las otras dos, que coloca entre las Ammineanas (Ammineæ.)

En mi modo de ver, el Thapsia y Laserpitium, y acaso tambien el Artedia (que ahora no tengo presente) no deberían hallarse tan distantes del Caucalis y Daucus con quienes ciertamente tienen mucha afinidad, como tambien el género Siler, fundada en la presencia de las cuatro costillas secundarias, que vale mas aquí que la estructura de la clara y figura del fruto, por ser mas constante que dichas dos notas ; motivo por el cual el Oliveria, y los cuatro géneros siguientes. deben quedar fuera de la tribu de las Cadilleras (Caucalinae) y llevarse á las diferentes á que corresponden. En la tribu de las Hydrocotylineas, uno de los caractéres principales con que quiere dárnosla á conocer es el de involucra obsoleta, término, que sobre ser demasiado vago, en ninguno de los sentidos en que se suele tomar es aplicable á los géneros Spananthe, Trachymene y Azorella, que lo tienen bien manifiesto. Es menester desengañarse : los invólucros, de cualquiera manera que se intenten combinar como base de un sistema en las aparasoladas, siempre darán infelizes resultados. Por eso dije yo "que cuanto mas observaba esta familia, tanto mas me iba convenciendo de la inconstancia de los invólucros ; y hasta tal punto, que ya me inclinaba á creer que despues de bien observada la totalidad de las especies publicadas hasta el dia, apenas tendrian lugar en los caractéres genéricos sino para oscurecerlos."[1]

Por lo que toca á los géneros, observarémos que para distinguir el Hermas y el Seseli empléa las notas sacadas de la vegetacion, sin necesidad en mi concepto, puesto que bastan los de la fructificacion de las especies de ambos; y en los caractéres de todos introduce las sacadas de los invólucros, que las mas vezes solo sirven para oscurecerlos,



  1. Amenid. nat. vol. 1, pag. 54.


<<<
>>>