Oda sáfica: Al Céfiro

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Oda sáfica: Al Céfiro de Esteban Manuel de Villegas



Dulce vecino de la verde selva, 
huésped eterno del abril florido, 
vital aliento de la madre Venus, 
Céfiro blando;

si de mis ansias el amor supiste, 
tú, que las quejas de mi voz llevaste, 
oye, no temas, y a mi ninfa dile, 
dile que muero.

Filis un tiempo mi dolor sabía; 
Filis un tiempo mi dolor lloraba; 
quísome un tiempo, mas ahora temo, 
temo sus iras.

Así los dioses con amor paterno, 
así los cielos con amor benigno, 
nieguen al tiempo que feliz volares 
nieve a la tierra.

Jamás el peso de la nube parda 
cuando amanece en la elevada cumbre, 
toque tus hombros ni su mal granizo 
hiera tus alas.