Oficio de José Miguel Carrera justificando su retiro del ejército español

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



Causas que motivaron mi retiro:

1.- La falta de salud, por dictamen de los facultativos.

2.- El hallarse mi regimiento en Galicia sin jefe ninguno que lo mandara, lleno de oficiales malos y enredosos, ellos y los soldados sin paga, estando los últimos sin vestuario, armamento ni montura y sin querer el gobierno auxiliarlos, porque los diputados de aquella provincia querían la destrucción del regimiento. Un cuerpo en este estado no puede ser organizado y es consecuencia cierta la caída y descrédito del que tiene la desgracia de mandarlo.

3.- La noticia de la formación de la Junta de Chile y querer ser útil a mi país y ayudarle lo que me sea posible, auxiliando mi familia en el estado actual en que no está libre en ningún género de desgracia.

4.- El ser los americanos aborrecidos y a cada momento incomodados por los recelos que de ellos tienen, llegando a atropellarme con arresto, embargo de papeles y otras vejaciones por creerme de inteligencia con América.

5.- El ahorrar a mi casa los muchos gastos indispensables, el no yerme a veces miserable, porque no teniendo paga en cinco meses, como sucedió últimamente, si se agrega la falta de asistencia, no me quedaba ningún arbitrio, máxime faltándome el auxilio de Errázuriz, a cuya generosidad debo el restablecimiento de mi salud, pues de lo contrario hubiera perecido.

6.- El que si engañado en todo lo expuesto y asegurado de mis recelos, quiero volver a España, tengo en el mismo momento cierta la reincorporación en el ejército, y con ventaja según me ofreció el Inspector General (326) la noche que me despedí de él y al tiempo de entregarme mi licencia.

7.- Y último, el haber dejado mi nombre bien asegurado y a satisfacción del gobierno y de todos mis jefes a quienes por el exacto cumplimiento de mis obligaciones he merecido su amistad, siendo aconsejado de ellos mismos y de todos mis amigos y paisanos para que diese una vuelta a mi país, advirtiéndome todo lo ante dicho sin contar con la total ruina de España, que por sabida se deja en silencio.

Referencias[editar]

Ver también[editar]