Oh, quédate

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


"Oh, quédate siempre conmigo,
¡ Sabes que te quiero tanto !
Todas tus añoranzas
Solo yo sé escuchar;

En la sombra de la oscuridad
Te asemejo a un príncipe,
Que mira profundamente en las aguas
Con ojos negros y sabios;

A través del estruendo de las olas,
Del movimiento de la alta hierba,
Yo te permito escuchar discretamente
El andar de la manada de ciervos;

Yo te veo cautivado por el encanto,
Canturreando con voz suave,
En el brillo de las aguas
Estirando el pie desnudo.

Y mirando a la luna llena
A la llamarada de los lagos,
Tus años parecen instantes,
Momentos dulces parecen siglos."

Así me habló el bosque
Ondeando cúpulas sobre mi:
Silbaba cuando me llamaba
Y salí en el campo riendo.

Hoy aun si regresaría
No podría entender...
¿ Dónde estás, infancia,
Con tus bosques y tus ríos ?