Oriental (4 - Zorrilla)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Oriental (4) de José Zorrilla
del tomo segundo de las Poesías.


De la luna a los reflejos,
A lo lejos,
Árabe torre se ve;
Y el agua del Darro, pura,
Bate obscura
Del muro el lóbrego pie.
Susurra el olmo sombrío
Sobre el río,
Dando al oído solaz,
Y en los juncos y espadañas,
Y en las cañas,
Susurra el aura fugaz.
Se abre en la arena amarilla
De la orilla,
Vertiendo aroma, la flor;
Y las plumas de colores,
En las flores,
Estremece el ruiseñor.
Vierte en gotas cristalinas,
Peregrinas,
El rocío su cristal,
Y en cada perla de plata
Se retrata
El alcázar oriental.
Descorridas las sombrías
Celosías
Del calado torreón,
Está en la árabe ventana
La Sultana
Murmurando una canción.
Y en la atmósfera serena,
Libre suena
La melancólica voz;
Y abajo, en la hierba verde,
Al fin la pierde
Con la ráfaga veloz.
Y al compás de su garganta,
Raudo canta
Contestando el colorín,
Saltando entre los galanes
Tulipanes
Del espléndido jardín.
Y al rumor del dulce trino,
Peregrino,
De arpa, bella y ruiseñor,
Oído prestan atento
Agua, viento,
Olmo, alcázar, campo y flor.
Así la mora decía
Y respondía
En la rama el colorín,
Y esto el moro la escuchaba,
Que velaba
Receloso en el jardín:
«Danme el ánima de un moro,
»Perlas y oro,
»Y coronas en la sien;
»¡Dime, flor, a mi ventura
»Y hermosura
»Lo que falta en el harén!
»Danme chales los califas,
»Y alcatifas,
»Y guirnaldas en la sien:
»¡Dime, huerto, a mi ventura
»Y hermosura
Lo que falta en el harén!
»Danme baños y festines,
»Y jardines
»Que me mienten el Edén:
»¡Dime, río, a mi ventura
»Y hermosura
»Lo que falta en el harén!
»Transparentes como espumas
»Danme plumas,
»Y atan velos a mi sien:
»¡Ruiseñor, di a mi ventura
»Y hermosura
»Lo que falta en el harén!
»Nada, al fin, que les dé enojos
»Ven mis ojos,
»Nada que arrugue mi sien;
»Dime, luna, a mi ventura
»Y hermosura
Lo que falta en el harén»
Llegaba aquí, y una sombra,
En la alfombra,
La lámpara dibujó;
A su lado, en la ventana,
La Sultana
Con el Sultán se topó.
«Tienes torres, dijo el moro,
»Perlas y oro,
»Y guirnaldas en la sien:
»Dime, hermosa, a tu ventura
»Y hermosura
»Lo que falta en el harén.
»¿Qué hay en el huerto sombrío,
»Y en el río,
»Y en el ave y en la flor,
»Que al rayar el claro día,
»¡Vida mía!,
»No te traiga tu señor?
»Di: ¿qué falta a tu belleza,
»A tu riqueza
»O a tu loca voluntad?»
«Señor, esos ruiseñores,
»En las flores,
»Tienen aire y libertad.»