Página:¡Son ells!!... (1859).djvu/14

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada


 Vedlo desembarcar. Sus miradas son ardientes. ¿Qué busca? ¿Qué le enoja? — ¿Dónde están los enemigos? — ¡Malhayan estas ondas y estas dulces brisas que no rasgan ni una sola vela, ni nos muestran peligro alguno!

IV.


 ¿Buscas sarracenos? dicen á Roger los soldados todos; por allí vienen, y se estienden cobardemente por la montaña... ¡Qué importan las peñas para los corazones valientes! ¡Y quién regresaria á su casa sin embotar las armas en sus venas! ¡A ellos! ¡San Jorge! ¡Santa María! ¡A herir! ¡Aceros, despertad! ¡A herir!

 Carecemos de tiendas; pues á ganarlas: llevar la mano á la espada, y avancemos, muchachos. Mostrémonos dignos al desenvainarlas de eterna gloria en estos sitios. Hiélense nuestros corazones para nuestras esposas: los atambores nos llaman. ¡A ellos! ¡San Jorge! ¡Santa María! ¡A herir! ¡Aceros, despertad! ¡A herir!

 Trasforme nuestra venida en circo de gladiadores este campo de gloria. Su sangre sea nuestra bebida, y sírvannos de copas sus abollados capacetes. La Grecia confia en nuestras armas: devolvamos la libertad al pueblo. ¡A ellos! ¡San Jorge! ¡Santa María! ¡A herir! ¡Aceros, despertad! ¡A herir!

 Patria, mujeres, hijos, todos llenos de riqueza siempre nos recibisteis, y ademas vencedores: esta es la empresa de las empresas. Os traeremos armas, trajes, pendones. ¡Dios nos auxilia! Señalemos en este dia el paso del rayo en sus filas. ¡A ellos! ¡San Jorge! ¡Santa María! ¡A herir! ¡Aceros, despertad! ¡A herir!