Página:13 Cartas del Famoso Conquistador Hernán Cortés.pdf/192

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
181

cincuenta hombres que con él estaban pelearon con el dicho alguacil mayor y con los que con él subieron, puesto que muchas veces le requirieron que se diese á prision por vuestra alteza, nunca quisieron, hasta que se les puso fuego y con él se dieron. Y en tanto que el dicho alguacil mayor prendia al dicho Narvaez, yo con los que conmigo quedaron defendia la subida de la torre á la demas gente que en su socorro venia, y fice tomar toda la artillería, y me fortalecí con ella; por manera que sin muertes de hombres, más de dos que un tiro mató, en una hora eran presos todos los que se habian de prender, y tomadas las armas á todos los demas [1], y ellos prometido ser obedientes á la justicia de vuestra majestad, diciendo que fasta allí habían sido engañados, porque les habian dicho que traían provisiones de vuestra alteza, y que yo estaba alzado con la tierra y que era traidor á vuestra majestad, é les habian hecho entender otras muchas cosas. E como todos conocieron la verdad, y mala intención y dañada voluntad del dicho Diego Velazquez y del dicho Narvaez, y cómo se habian movido con mal propósito, y todos fueron muy alegres porque así Dios lo habia hecho y proveido. Porque certifico á vuestra majestad que si Dios misteriosamente esto no proveyera, y la victoria

 Cartas de Hernan Cortes—Tomo I.—17
 
  1. En esta accion de Cortés se manifiesta en valor y pericia militar, pues vencía unas dificultades insuperables.