Página:13 Cartas del Famoso Conquistador Hernán Cortés.pdf/89

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida


                                  78

nadie; porque en ningún tiempo esta provincia lo había sido, ni tenían ni habían tenido cierto señor; antes habían vivido exentos y por sí de inmemorial tiempo acá, y que siempre se habían defendido contra el gran poder de Moctezuma y de su padre y abuelos, que toda la tierra tenían sojuzgada, y á ellos jamás habían podido traer á sujeción, tenién- dolos, como los tenían, cercados por todas partes, sin tener lugar para por ninguna de su tierra poder salir, é que no comían sal (1) porque no la había en su tierra ni se la dejaban salir á comprará otras partes, ni vestían ropas de algodón (2) porque en su tierra, por la frialdad, no se criaba, y otras muchas cosas de que carecían por estar así encerrados, é que lo sufrían y habían por bueno por ser exentos y no sujetos á nadie; y que conmigo quisieran hacer lo mismo, y para ello, como ya decían, habían proba- do sus fuerzas, y que veían claro que ni ellas mías mañas que habían podido tener, les aprovechaban; que querían antes ser vasallos de vuestra alteza, que no morir y ser destruidas sus casas y mujeres

(1) La sal de que usan loa indios la llaman turqueza, que es el salitre que sobre la haz de la tierra se coge hoy para ese fin y para sacar el salitre para la pólvora; el comercio grande desta sal le tenían los mexicanos en Ixtapaluca é Iztapalapa, que quiere decir pueblos donde se coge sal ó istatl, y aun hoy tienen este mismo oficio los de Iztapalapa. (2) El algodón se coge en tierra caliente, y todos los pue- blos de las señorías de Tlaxcala son de temperamento frió y ventoso, por la cercanía, del volcán y sierra.