Página:Abella Caprile Nieve.djvu/91

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
— 91 —

Yo sentí que la frente me abrasaba;
Yo sentí que un raudal de poesía
En mí, por vez primera, despertaba
Con sus cantos de espléndida armonía.


Y un soplo de la noche bondadosa
Mi sien acarició, mi sien ardiente,
Como mano que aparta, cariñosa,
Las guedejas a un niño, de la frente.


Y conmovida hasta lo más profundo
Yo lloré, porque nadie me veía;
¡Porque es grave pecado en este mundo
Llorar tranquilos, a la luz del día!....


Julio de 1917.