Página:Antologia Poesia Femenina Argentina.djvu/143

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida


MARÍA TRÁNSITO CAÑETE DE RIVAS JORDÁN 145


Pero si él, tirano,

se enfurece, y presa

de sordos rencores

sacude las sueltas

ramas temblorosas,

y con saña fiera

ruge y las retuerce,

las dobla y las quiebra,


ellas gimen, tiemblan,

se abaten, sollozan,

poniendo en sus quejas

un dolor tan hondo,

que acaso dijérais

oyéndolas: —¡Tienen

un alma, pues lloran,

las buenas moreras!...



CANCION DE LA AMARGURA


Alguien me dijo: —Si eres poeta.

Si sabes la palabra

que fluyendo del verso es como un vino

¿por qué no la escancias?

Y yo dije: —¿No sabes? Como un pájaro

prisionera está mi alma.

Como un pájaro triste que tuviese

ateridas las alas.


¿Cantar? ¿Cómo cantar cuando la noche

es lóbrega y espanta?

A veces canta el pájaro en la noche

cuando la noche es clara.