Página:Antologia Poesia Femenina Argentina.djvu/225

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


MARiA ELENA FERNANDEZ MADERO 227

DESENGANO

Aniceta Miraflores

Es de un feo tan subido

Que, aunque sofié con amores Ni aun en sus tiempos mejores Pudo engafiar a Cupido.

Su boca siempre sonriente Cual tajada de melon,

Deja ver un solo diente Como diciendo a la gente De muestra basta un botén. Si un ojo mira a un costado Haciendo un guifio muy fino, E1 otro queda entornado;

Sin duda escandalizado

Por la audacia del vecino. Con todos estos primores

Y los que huelga decir,

La nifia de Miraflores

Vive suspirando amores

Que jamén han de venir. Pero olvidaba un detalle (Consuelo de la Aniceta): Alguna vez por la calle, Refiriéndose a su talle, Dicenle una cuchufleta.

Mas luego al verla de frente Afiaden:——Cuidao mi negra. . .

No vaya usté a hincarme el dientel. ..
Vaya usté a ver a mi suegra

Pa que muera de repente!

Al llegar un carnaval

Busco, para darse "pesto". Un disfraz original

Que figuraba, tal cua],

Un bicho de los de cesto.