Página:Antologia Poesia Femenina Argentina.djvu/371

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


MALVINA ROSA QUIROGA 373

Manos de la lluvia que han clarificado

Los cielos y el alma; manos milagrosas, Traviesas, que ahondan, que lavan, que juegan Y entrcabren los blancos capullos de rosas.

Milagro de lluvia que ha puesto extrafiezas En todos los claros de luz del paisaje;

Y esté el universo cual si un nuevo Genesis Prestara a las cosas extrafio ropaje.

Milagro de lluvia que me torna estrella Brillando en el cielo de un azul profundo; Si tu me besaras el éxtasis fuera

El del primer beso que vieron los mundos.

CONFIDENCIA

Esté lloviendo, amado. Te quiero mucho; siento Que llenaria toda mi vida con besarte.

Si te entregaras dulce al estremecimiento

De este aletcar de brazos que van a acariciarte.

Esta lloviendo, amado. Sobre las rosas mustias Del alma han resbalado las cristalinas gotas,

Lo mismo que si fueran las cuentas de mi angustia Que enhebro en el rosario sutil de mis derrotas.

Esté lloviendo, amado. Casi me desvanezco En el encanto suave de esta noche agorera. En muchas rosas blancas Como un rosal florezco Pensando que el perfume te llegaré siquiera.

Esté lloviendo, amado. Te quiero mucho; siento Que llenaria toda mi Vida con besarte,

Si te entregaras dulce al estremecimiento

De este aletear de brazos que van a acariciarte.