Página:Antologia Poesia Femenina Argentina.djvu/482

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


482 ANToLoGiA DE LA PoEsiA FEMENINA ARGENTINA

bendiciendo se extienden, 0 se juntan piadosas; en las manos artistas, noble carne de ideas,

en las que siembran mieses y tejen melopeas; en las siempre sumisas aunque el hierro taladre, y en las manos benditas que atesora mi madre.

Las manos, como nadie, son a tu semejanza,

porque forjan y crean, porque son esperanza!

AVE, AMOR

Ave, Amor, que eres nervio, sacrificio, ternura, holocausto divino de la humana criatura.

Surco abierto a la espera de todas las simientes, manantial que alimentas innumerables fuentes, brinda el fruto y -el agua: tu ‘don inestimable Ilene a los ambiciosos y colme al Insaciable. S610 tfi, en estos pechos de honda desolacién, harias el milagro de una resurreccién.

Salve firme camino de todos los caminos dond-e posan su planta todos los peregrinos;

fe y tesén de los sabios, credo de los artistas, suefio de las empresas, gloria de las conquistas.

Sa1ve fuerza indomable de una mar sin atajo!
Recio brazo que empujas en la lid del trabajo!
Sa1ve Numen glorioso que eres ritmo del verso

donde canta la Vida de todo el universo!

Ave a ti, el Invencible, cuyo augusto poder.

jamas nadie, y con nada, conseguiré veneer!