Página:Antologia Poesia Femenina Argentina.djvu/71

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


MARiA HENRIQUETA ARGUELLO

En las pupilas de la vieja abuela, pupilas grises o pupilas glaucas, una ternura como polvo de oro se detenia cuando los miraba.

Hoy, que esos nifios tienen penas hondas y que no existe’ ya la dulce anciana,

en el recuerdo isus pupilas brillan

COIDO si fueran parte de su alma.

Pupilas glaucas o pupilas grises, mirando nubes 0 a través de Iégrimas, entristecidas, 0 en feliz sosiego, pupilas grises o pupilas glaucas.

A UNA NINA

A Patita, que es serena.

Te has reflejado en los diecinueve afios como una estrella sobre un agua mansa.

En invisible aureola te acompafian leyendas viejas, suavidad de infancia.

Quizés alguien ha dicho que posees la palidez de las predestinadas. ..

Hoy, la emocién cordial de mi palabra, COIIIO un dolor, te iba dictando légrimas. ..

]Tu juventud es tan maravillosal [Tu candidez es tan inmaculada!

Iuraria que en este instante tienes gotitas de rocio sobre el alma.