Página:Camana pedagogia social.djvu/16

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida


pseudo-religiosa actual? La ley que declare la educación e instrucción obligatoria en las escuelas del Estado, para todos, sin excepción, durante el tiempo necesario para hacer efectiva la educación integralmente humana — 2 horas diarias por lo menos — será una ley protectora de la infancia y, por lo tanto, de la especie humana.

Vale la pena detenerse a considerar hasta donde deforma o envenena la mentira vital religiosa. El hombre, no osando atribuir a sus propias fuerzas los grandes momentos en que la vida traza una línea ascendente, imaginó, por ignorancia, que, en determinados casos, su ser pasivo, influido, subyugado por una responsabilidad más potente, triunfa gracias a ese estímulo externo.

Los estados de potencia creadora inspiraron al hombre la solución de que él es independiente de la causa, de que él es irresponsable del efecto. Así la exaltación del artista en el momento de crear es atribuida, aún hoy, a la inspiración, a ese algo externo que se posesiona de uno sin saber cómo. La conciencia de un cambio originado en nosotros sin que lo hayamos provocado, en apariencia, parece exigir una voluntad externa al yo. Es que, realmente, al crear, sea cual sea el objeto creado, la energía interna, intensificando su acción, nos lleva más allá de ese nosotros mismos que existía antes del momento de la creación. Tal es la evolución creadora.

De una manera semejante, la pseudo-religiosidad deforma el concepto de ser humano. En los