Página:Canciones Surianas.djvu/15

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada


A UN LABRADOR.


A Federico de Samaniego.

El labrador es el Rey de la Naturaleza.

E. Castelar.


Bien haces, labrador; levanta al cielo
la sencilla plegaria; echaste el grano,
y, en llegando la lluvia y el verano,
pródigo Dios fecundará tu suelo.
 
¡Feliz quien busca paz, dicha y consuelo,
siendo de estas comarcas soberano!
¡Feliz quien alza encallecida mano
y bendice á sus hijos con anhelo!

Allí estás, ni envidioso ni envidiado:
no sueñas el alcázar de los reyes,
la cabaña es tu hogar pobre y honrado;

no inclinas la cerviz á duras leyes....
¡Ah, cuánto gozo al verte reclinado
en el robusto lomo de tus bueyes!