Página:Canciones Surianas.djvu/31

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada


OLEGRAFIAS.


A Manuel Gutiérrez Nájera.

I
AL AMANECER.


Se anuncia el claro Sol tras el vecino
peñascal, donde humean los jacales,
y derraman los aires matinales
el acre olor del oyametl y el pino.

Madrugador se apresta el campesino
á ordeñar la vacada en los corrales,
y los tordos invaden los maizales,
y alza el zenzontle su sonoro trino.
 
Se escucha en la cercana ranchería
el alerta del gallo vigilante
y el ruidoso ladrar de la jauría;

y de la Sierra en el confín distante,
los loros, con salvaje greguería,
ya comienzan su charla discordante.