Página:Canciones Surianas.djvu/72

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
73

Entretanto, la noche—esclava nubia—
tras de su largo viaje por el Sahara
planta su tienda en el agreste Oasis
de la más rica flora americana.
Y al sacudir el polvo del camino
 de su veste enlutada
enjoya el dombo azul del firmamento
 con estrellas muy pálidas.

La noche.
 Hay un olímpico banquete
en el fondo sin luz de la hondonada;
hay fruiciones y espasmos y aleteos
en el nido de amores de las águilas....
 
Y toca el viento un himno epitalámico
 en su clarín de plata.



Canciones Surianas pg 8.jpg