Página:Cantos de vida y esperanza.djvu/186

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida

RUBÉN DARÍO


o hace encender tu pincel
los rojos labios de miel
o la sangre del clavel.

Tienen ojos asesinos
en sus semblantes divinos

tus ángeles femeninos. </poem>

Tu caprichosa alegría
mezclaba la luz del día
con la noche oscura y fría:

Así es de ver y admirar
tu misteriosa y sin par
pintura crepuscular.

De lo que da testimonio:
Por tus frescos, San Antonio;
por tus brujas, el demonio.

182