Página:ChFSA FD1197212020(1).djvu/5

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
4.-

 Llevamos, casi todos los pueblos nuestros, más de un siglo y medio de independencia política, y ¿cuáles son los datos que marcan nuestra dependencia y nuestra explotación? Siendo países potencialmente ricos, a inmensa mayoría somos pueblos pobres.

 En América Latina, continente de más de 220 millones de habitantes, hay cien millones de analfabetos y semianalfabetos.

 En este continente hay más de 30 millones de cesantes absolutos, y la cifra se eleva por sobre 60 millones, tomando en consideración aquellos que tienen trabajos ocasionales.

 En nuestro continente, el 53 % de la población según algunos, y según otros el 57 %, se alimenta en condiciones inferiores a lo normal.

 En América Latina falta más de 28 millones de viviendas.

 En estas circunstancias, cabe preguntar: ¡Cuál es el destino de la juventud? Porque este continente es un continente joven. El 51 % de la población latinoamericana tiene menos de 37 años, y por eso puedo decir —¡ojalá me equivocara!— que ningún gobierno, incluyendo por cierto el mío y todos los anteriores de mi Patria, ha podido solucionar los grandes déficits de las grandes masas de nuestro continente, en relación con la falta de trabajo de alimentación, de viviendas, de salud. ¡Para qué hablar de la recreación y del descanso!

 En este marco, que encierra y aprisiona a nuestros pueblos desde hace medio siglo y medio, es lógico que tenga que surgir, desde el dolor y el sufrimiento de las masas, el anhelo de alcanzar niveles de vida, de existencia y de cultura, que condiciones antihumanas y antisociales le niegan al hombre, genéricamente hablando.