Página:ChFSA FD1197302160(1).djvu/4

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
3.—

JOSE MIGUEL VARAS: Compañero Presidente, entonces, si mal no entiendo, esto significa que Ud. ha hecho un esfuerzo para evitar que el costo de los reajustes se traslade a los precios, que es lo que ha pasado en otras ocasiones, y que es lo que hace pensar a algunos trabajadores que casi no vale la pena tener reajustes, si después vienen nuevas alzas que se lo comen.

PRESIDENTE: Es decir, no es sólo evitar que se traslade a los precios, sino que salga la Ley financiada. Y eso es lo importante. Porque lamentablemente, el Congreso ha despachado leyes sin financiamiento, como es el caso del presupuesto, de las Leyes de Reajuste, que fueron financiadas en un promedio tan sólo de un 22%; de la Ley de Reconstrucción.

Usted comprende, compañero Varas, que en estas condiciones, la actitud del Congreso implica una aseveración de la inflación, y representa y refleja, crear para el Ejecutivo la obligación de cumplir, para otorgarle a los trabajadores la compensación, sobre la base ¿de qué, si no hay un financiemiento real? De emitir billetes. En estas circunstancias, el Gobierno ha sido muy claro. No como se quiere hacer presentar, una maniobra y un juego, para promover sencillamente, un movimiento destinado a crear dificultades, o poco menos que a lanzar a las masas contra el Congreso —como dice un diario de esta tarde, me parece—. Pero sí a crear una conciencia nacional, de tal manera de que cada chileno sepa que el Gobierno enviará un proyecto financiado con impuestos directos, excepto uno de los artículos, en que hay un impuesto indirecto, en que no hay ni siquiera un 10% del financiamiento, que por lo demás se refiere a consumos que podemos llamar suntuarios.

Es decir, el Congreso asumirá la responsabilidad de dar un financiamiento efectivo y real. Y la proporción que otorgue el fondo será distribuida, de tal manera, que si acaso el Congreso no dá un financiamiento tal como nosotros lo planteamos, quiere decir que el reajuste no tendrá el alcance que nosotros le queremos dar. Por lo demás, por primera vez se establece una Comisión, presidida por el Contralor General de la República, integrada por el Tesorero General de la República, el Director General de Impuestos Internos y el Jefe de la Dirección General de Estadística, para que analicen y determinen cuál es la cuantía del Fondo Nacional de Compensación. De tal manera, que no haya ningún chileno que pueda dudar sobre la veracidad de los fondos que se emplean.